Denuncian a un entrenador de basket de Donostia por pedir a menores imágenes sexuales

El investigado fue detenido por la Guardia Municipal, aunque permanece en libertad provisional con cargos. La familia de dos de los chicos a los que presuntamente envió mensajes han interpuesto denuncias y también se ha personado en la causa el club afectado

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

Un joven entrenador de categorías inferiores de un club de baloncesto de Donostia ha sido denunciado por pedir presuntamente a varios integrantes de su equipo, menores de edad, que le enviaran imágenes o vídeos de contenido sexual. El investigado fue detenido por la Guardia Municipal de San Sebastián, aunque se encuentra en libertad provisional, imputado por un presunto delito de corrupción de menores.

Fuentes cercanas al club Easo Saskibaloi Taldea, donde han tenido lugar los hechos, han indicado que las familias de dos de los menores han cursado sendas denuncias, a las que se suma una tercera interpuesta por el propio club, cuyos gestores, nada más tener conocimiento de lo sucedido, tomaron cartas en el asunto y apartaron al joven entrenador, que más tarde presentó su dimisión.

El caso trascendió hace dos semanas, después de que el padre de uno de los menores supiera que su hijo adolescente había recibido un mensaje supuestamente a través del teléfono del entrenador, en el que le animaba a enviarle imágenes o vídeos suyos de contenido claramente sexual.

El padre de uno de los chicos descubrió el mensaje y alertó de los hechos al club

En cuanto el progenitor descubrió las comunicaciones y habló con el chaval, alertó a la cúpula directiva del club donostiarra, que goza de un reconocido prestigio en la promoción del baloncesto desde categorías minis, y trató de confirmar los hechos. Tras reunir los primeros indicios dio instrucciones al entrenador para que se apartara del equipo al que entrenaba.

El caso fue denunciado asimismo ante la Guardia Municipal que, tras cumplimentar las primeras diligencias, procedió a la detención del joven entrenador.

Los agentes al frente del caso, provistos de la preceptiva orden judicial, practicaron un registro en el domicilio del investigado, donde requisaron diverso material, entre otros un ordenador, que está siendo examinado por expertos policiales, por si pudiera contener imágenes de carácter delictivo relacionadas con el asunto que se investiga.

Una vez cumplimentadas las diligencias policiales, el entrenador fue puesto a disposición judicial y quedó en libertad con cargos. Sobre el joven recae la imputación de corrupción de menores.

«Hechos no deseados»

Fuentes jurídicas y del club concernido han confirmado que, de momento, se han interpuesto tres denuncias. Dos de ellas han sido cursadas por los padres de los dos menores a los que presuntamente el encausado habría solicitado las imágenes. El tercero de los denunciantes es el propio club Easo que ha decidido ejercer la acusación particular en el proceso.

El caso no tardó en trascender entre jugadores de las diferentes categorías del club así como en sus entornos familiares. Esta circunstancia obligó a la directiva, con su presidente Eneko Blasco a la cabeza, a hacer público un escrito que fue remitido a los padres a los que se informó de «la posible existencia de hechos no deseados por parte de un entrenador nuestro».

Sobre el encausado recae la imputación de un delito de corrupción de menores

El texto precisó que, «por precaución», se había procedido a apartar al investigado de «sus grupos y del club», a la vez que anunció la personación de la entidad «como parte en las diligencias judiciales en el juzgado competente».

La directiva estimó que estas dos medidas eran las «más oportunas» para hacer frente a la situación.

El club, además de apoyar «a todas aquellas personas que se sientan afectadas», se puso a disposición de ellas «para lo que necesiten». El escrito concluía señalando que «esperamos que esta situación se resuelva de la manera más rápida y correcta posible».

Fuentes consultadas indicaron que, pese a los requerimientos que el entrenador realizó a los chavales, ninguno de ellos llegó a enviarle imágenes ni tampoco vídeo alguno de contenido sexual. Asimismo, han descartado que haya existido otra actuación delictiva de carácter sexual al margen de la que es objeto de la investigación.

La cifra

3 denuncias
se han interpuesto contra el entrenador. Dos de ellas han sido cursadas por los padres de dos de los menores afectados y la tercera por el club Easo, donde han sucedido los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos