Toque de atención a Euskadi por las ITV de los edificios

Competencia considera «no justificado» que las inspecciones de los edificios deban ser hechas solo por los arquitectos

IRAITZ VÁZQUEZ SAN SEBASTIÁN.

Las viviendas vascas con más de cincuenta años de antigüedad están obligadas a pasar su particular ITV antes de junio del año que viene. Se trata de la Inspección Técnica de Edificios (ITE), un estudio que mira con lupa el estado en el que se encuentran los bloques más antiguos de Gipuzkoa. Profesionales técnicos verifican su conservación y habitabilidad e identifican los posibles problemas para su solución. Hasta ahora estas inspecciones las han llevado a cabo arquitectos, tal y como recogía el decreto suscrito por el Gobierno Vasco. Pues bien, la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) considera que «la reserva de la actividad a favor» de estos profesionales «no está justificada en los principios de regulación económica eficiente». Es decir, restringe la competencia y el mercado.

El examen de la ITE consiste en una inspección visual por parte de un técnico competente que comprueba el estado de la estructura, fachada, cubierta y redes comunes de agua (saneamiento y abastecimiento), a través del cual se identifican posibles problemas como fisuras y grietas, humedades, desprendimientos y deformaciones. También se valoran las condiciones de accesibilidad al portal, y la eficiencia energética del edificio. Hasta ahora, estas inspecciones las realizaban los arquitectos pero desde la AVC sostienen que «la consecución de las condiciones de seguridad, habitabilidad y confort de los edificios queda suficientemente garantizada con la realización de ITEs por parte de los técnicos habilitados para llevar a cabo proyectos constructivos, y dirección y ejecución de obra». Por lo que abre el abanico de profesionales más allá de los arquitectos o arquitectos técnicos.

Según señala el informe de alegaciones elaborado por la AVC, el hecho de que este tipo de inspecciones solo lo puedan hacer arquitectos tiene «efectos negativos en los usuarios del servicio». Entre esos perjuicios que pueda ocasionar, Competencia enumera que «pueden materializarse en una peor calidad de los servicios y mayores precios». Unas consecuencias que provocarán «una pérdida de bienestar para los consumidores», destaca el informe.

Sobre los profesionales que puedan comenzar a realizar la ITE, desde la AVC se recomienda al departamento de Vivienda del Gobierno Vasco que establezca «expresamente en el artículo 10 del proyecto de Decreto que, a falta de desarrollo reglamentario que determine cualificaciones profesionales que habilitan a realizar ITEs, puedan suscribirlas los profesionales que ostenten cualquiera de las titulaciones que hace referencia la LOE». Entre ellos, Competencia destaca a arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos.

Y es que el trabajo de estos profesionales no es baladí, puesto que el técnico contratado determina qué ajustes necesarios son razonables de acometer, esto es, cuáles no imponen una carga desproporcionada o indebida a los vecinos, en forma de derramas imposibles de pagar. Se considera costes desproporcionados aquellos que exceden de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, descontando las posibles ayudas públicas. El Gobierno Vasco contempla ayudas a la rehabilitación, para las cuales hay que tener en vigor la inspección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos