«Si no empieza por 155 no interesa a los políticos»

El sector de las autoescuelas guipuzcoano considera que «en este territorio tenemos dos problemas fundamentales». Por un lado la huelga de examinadores, y por otro la falta de evaluadores de la que adolece Gipuzkoa «porque no se han ido cubriendo las vacantes de los que se han ido jubilando». Ante esta doble problemática, una de las reclamaciones que hace la Asociación de Autoescuelas de Gipuzkoa es «pedir la transferencia de la expedición de permisos de conducir al Ejecutivo central». Pero la propia asociación reconoce que no es una «prioridad» para los grupos políticos ahora mismo. «Todo lo que no empiece por 155 es secundario y no interesa», consideran. Sin embargo afirman que se han llegado a reunir con alguna formación política vasca para buscar su respaldo ante este problema «pero únicamente nos dicen buenas palabras y se quedan en eso».

Algo similar ocurre en el resto del Estado, y en algunos sitios como en Almería, por ejemplo, han ido más allá en sus reivindicaciones y han convocado incluso huelgas de hambre para intentar desbloquear este conflicto entre examinadores y la Dirección General de Tráfico. «Aquí somos más de comer», afirma con ironía el gerente de la autoescuela donostiarra Aragón. «Nosotros somos más de movilizarnos, pero somos conscientes de que el ruido que podamos meter no se va a oír en Madrid». Por su parte, varios representantes de autoescuelas estatales se concentraron el pasado fin de semana frente al Ministerio del Interior en Madrid para exigir el fin de la huelga de examinadores, que se alarga ya seis meses y que impide examinarse del carné de conducir a más de un cuarto de millón de alumnos.

Fotos

Vídeos