Un educador ambiental visitará a los vecinos de las zonas de Azkoitia donde falla la recogida selectiva

El camión grabado en Aizpurutxo mientras mezclaba las distintas fracciones de residuos.
El camión grabado en Aizpurutxo mientras mezclaba las distintas fracciones de residuos.

La Diputación pone en marcha una campaña de información junto al Ayuntamiento para evitar que se mezclen residuos en los contenedores

GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

Partiendo de la base de que el primer paso de una verdadera recogida selectiva depende del ciudadano que deposita sus residuos en los lugares habilitados para ello -ya sean cubos o contenedores según el sistema de cada municipio-, la Diputación de Gipuzkoa ha puesto en marcha una campaña informativa y de sensibilización en once áreas del entorno rural de Azkoitia. El objetivo, según el plan presentado ayer por la insitución foral en colaboración con el Ayuntamiento, será «solucionar la presencia de impropios -aquellos residuos que se vierten donde no les corresponde-, corregir los defectos detectados y asegurar el correcto reciclaje».

La iniciativa llega un mes después de que una grabación, difundida por las redes sociales, encendiera la polémica en torno a la recogida en el barrio azkoitiarra de Aizpurutxo. El vídeo demostraba cómo un camión recogía a la vez y mezclaba los residuos de los contenedores de papel (azul), plástico (amarillo), errefusa (gris) y orgánico (marrón).

La empresa encargada de la recogida explicó que en ocho puntos de la localidad se detectaban grandes cantidades de impropios entre cada fracción de basura, lo que causaba el rechazo de las instalaciones de reciclaje, ante lo cual la Mancomunidad de Urola Medio le ordenó hacer una recogida masiva.

La Diputación persigue con el plan presentado ayer «sensibilizar a los vecinos en la correcta separación de los residuos y facilitar así su posterior reciclaje». Con esta finalidad, se ha enviado una carta a 250 viviendas del entorno rural de Azkoitia anunciando la iniciativa y pidiendo la implicación de sus habitantes.

La campaña incluye la visita personalizada de un educador ambiental para explicar a los ciudadanos qué residuo depositar en cada contenedor y aclarar las dudas que pudieran tener. Estos educadores visitarán personalmente a todos los vecinos del entorno rural de Azkoitia hasta el 1 de agosto.

Mientras el Ayuntamiento ha recurrido a la Diputación para la tarea de comunicación y sensibilización, ha aceptado la oferta de la mancomunidad para retomar el servicio de control y caracterización de la basura, es decir, el seguimiento de lo que se deposita y la comprobación de lo que contienen los contenedores una vez abiertos, labores que no se desempeñaban desde marzo, según la agrupación municipal.

Fotos

Vídeos