Dunia Moussa, refugiada palestina desde 1948

Dunia Moussa tiene 76 años, es viuda desde hace unos meses y forma parte de esa primera generación de palestinos que se vieron en la obligación de huir de su tierra en 1948 como consecuencia de la guerra árabe-israelí. Desde entonces vive en el sur de Líbano, ahora junto a sus once hijos, en el campo de refugiados Burj Shamali. Este área tiene una extensión de un kilómetro cuadrado y acoge a unas 23.000 personas, de las cuales, unas 5.000 son sirias. Dunia se lamenta por la falta de asistencia sanitaria básica: «Tengo diabetes, hipertensión... y tengo que pagar por los medicamentos. Si nosotros estamos así los sirios están todavía peor». Se han convertido en refugiados dando cobijo a nuevos refugiados. Es el caso de Bisan Abo Taha que por ser palestina (procedente de Siria) recibe ayuda de la UNRWA (agencia de la ONU), pero solo ella. «Mi marido como es sirio no recibe nada». «Siempre he vivido en un campo de refugiados, pero al menos en Siria no te hacían sentir como un extranjero. En ese sentido, el trato que recibimos ahora no es muy bueno», critica.

Fotos

Vídeos