Donostia y Lasarte-Oria muestran su rechazo por las agresiones sexistas

Varias decenas de personas participaron en la concentración que tuvo lugar ayer tarde en la plaza Okendo de Lasarte-Oria. / TXEMA VALLÉS
Varias decenas de personas participaron en la concentración que tuvo lugar ayer tarde en la plaza Okendo de Lasarte-Oria. / TXEMA VALLÉS

Agentes de la Guardia Civil investigan dos denuncias por presuntas agresiones sexuales en Bera

A. LERATE SAN SEBASTIÁN.

Donostia y Lasarte-Oria expresaron ayer su condena por las últimas agresiones contra mujeres cometidas en ambas poblaciones. Por la mañana, todos los partidos políticos de la capital guipuzcoana se concentraron en Alderdi Eder para condenar el ataque perpetrado la semana pasada en el barrio donostiarra de Altza, donde la víctima fue agredida con un cuchillo por su compañero sentimental, quien posteriormente la tiró al suelo para seguir golpeándola y después intentar estrangularla. La mujer presentaba contusiones en la cara, además de una herida sangrante en el abdomen y otra en una pierna, por lo que fue trasladada en ambulancia a un centro médico.

La junta de portavoces aprobó una declaración institucional y convocó la protesta para condenar los hechos. El primer edil donostiarra y la directora del Órgano Foral para la Igualdad, Miren Elgarresta, encabezaron la concentración silenciosa de cinco minutos que tuvo lugar frente al edificio consistorial, sin ninguna pancarta, y en la que únicamente tomaron parte representantes institucionales.

Eneko Goia explicó que el objetivo de la protesta, que finalizó entre aplausos, era decir «alto y claro» y de forma «unánime» que las agresiones sexistas «sobran» en esta ciudad. El Ayuntamiento expresó su «más rotunda condena» ante este «nuevo episodio de violencia machista ocurrido» en San Sebastián y expresó su «apoyo y solidaridad a la víctima».

La segunda de las concentraciones tuvo lugar en la plaza Okendo de Lasarte-Oria, a las 19.30 horas, convocada por la asociación feminista para repudiar el ataque también a una mujer que fue golpeada y arrojada por las escaleras por su pareja, informa Txema Vallés. Los asistentes permanecieron durante media hora en silencio tras una pancarta en la que se leía: «Nahikoa da Erasorik ez, erantzutik Gabe». Los presentes pidieron que «terminen todos estos ataques sexistas y cambien la sociedad para que la mujer no se sienta pisada ni atacada». La concentración finalizó con unas palabras de agradecimiento hacia los asistentes por parte de las representantes feministas. «Solo hay una salida a esto: organizarnos y buscar una defensa feminista. No queremos ser víctimas. Que sepan que no lo vamos a permitir».

Durante la concentración, uno de los asistentes comentó que ayer tuvo que declarar en el juzgado por un caso similar acaecido la noche del domingo. «Pensaba que la concentración era por el caso que viví yo, pero al parecer en menos de veinticuatro horas se han producido dos agresiones sexistas. En mi caso, presencié desde mi casa, en la zona de Goikale hacia el parking del Polideportivo, una fuerte discusión entre una pareja que iba acompañada de un tercero. Eso fue hacia las 22.15 horas. De pronto, el chico golpeó a la chica en la cara y la dejó tendida en el suelo. Yo bajé a socorrerle y me encontré a ella en el suelo sangrando y junto a la víctima se encontraba sólo el acompañante».

Detenido en Bera

Este fin de semana se ha conocido, además, la detención de un varón en la localidad navarra de Bera como presunto autor de un delito de agresión sexual. Fuentes consultadas indicaron que el ataque se habría cometido el fin de semana del 2 y 3 de este mes. Al parecer, tras la agresión, la mujer acudió al centro de salud, desde donde fue derivada al Hospital del Bidasoa, en Irun. Las mismas fuentes indicaron que una vez en el centro sanitario se activó el protocolo establecido para estos casos.

El presunto autor, que ha sido detenido por la Guardia Civil, habría sido también denunciado por un joven por otro hecho similar que presuntamente se habría cometido en la misma población, pero hace dos años. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil tratan de esclarecer las circunstancias que han rodeado ambos episodios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos