Donostia acogerá la cumbre más importante del sector turístico a nivel mundial

El consejero Alfredo Retortillo reveló que la negociación para asumir la organización del encuentro avanza «por el buen camino»

ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

La última reunión entre representantes vascos y una delegación de la Organización Mundial del Turismo (OMT) se produjo el 11 de diciembre y en ella, los representantes del máximo organismo turístico se mostraron «encantados» con Donostia como ubicación para la próxima cumbre. Falta ultimar algunos detalles pero todo parece indicar que las negociaciones de los últimos meses han dado sus frutos y que se avanza por «el buen camino» para que San Sebastián sea la ciudad organizadora de la reunión del Comité Ejecutivo de la OMT.

Este organismo de Naciones Unidas, encargado de la promoción de un turismo responsable, sostenible y accesible, cuenta con una asamblea general, una secretaría general y, una tercera pata, que es el Consejo Ejecutivo, el cual está representado por 35 países de todo el mundo.

Según señaló ayer el consejero de Turismo del Gobierno Vasco, Alfredo Retortillo, fue en junio cuando la Secretaría de Estado de Turismo se puso en contacto con el departamento que él dirige para ofrecer la posibilidad de organizar en Euskadi la primera reunión que dicho consejo tendrá en 2018, que será además la primera a la que acudirá el nuevo Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili, quien parece conocer Donostia «muy bien».

El consejero, en respuesta ayer a una pregunta formulada por la socialista Susana Corcuera en el pleno de control al Gobierno, indicó que «tras distintos contactos, y con algún contratiempo finalmente solventado», lograron encauzar la posibilidad de que San Sebastián sea el lugar designado para la celebración de ese encuentro.

LA CIFRA

300
personas de 35 países de todo el mundo asistirán al congreso que se celebrará en enero, entre ejecutivos y trabajadores de la OMT y miembros afiliados

Tras recordar que en los últimos años las reuniones se han celebrado en Rovinj (Croacia), Medellín (Colombia), Málaga, Luxor (Egipto), Madrid o, la última el pasado mes de septiembre en Chengdu (China), informó de que España es sede permanente de la OMT, y por ello, además de contar con un asiento en el consejo, «interviene en la designación de las sedes de las reuniones del consejo ejecutivo». Es decir, que en adelante, solo queda firmar el convenio entre el ministerio y la consejería vasca de Turismo para asumir definitivamente la organización del evento que previsiblemente se realizará en enero.

Al Consejo Ejecutivo acudirán 150 personas entre ejecutivos y trabajadores de la OMT y de las delegaciones de los países miembros del Consejo. Aunque matizaron que la cifra de personas puede llegar a duplicarse gracias a las delegaciones también de los miembros 'afiliados', es decir, aquellos que son parte de la OMT pero no de pleno derecho por no ser entidades estatales ni países, «como podría ser Basquetour, por ejemplo», indicó el consejero.

Las sesiones se desarrollarán en tres días. El primero, se dedicará a la recepción de las delegaciones de los distintos países que acudan a la reunión; el segundo, acogerá el acto inaugural y los trabajos en comisión; y el tercero, una sesión temática específica. Finalmente, acabará con una declaración y conclusiones. La celebración del consejo, que es uno de los actos más importantes sobre turismo a nivel mundial, es «una magnífica ocasión para mostrar Euskadi a los representantes de los países más potentes del sector», reconoció Retortillo quien no dudó de que «sabremos estar a la altura».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos