Ana Iriondo, directora de Aspegi: «Cuando entré en dirección ni siquiera había baño para las mujeres»

Ana Iriondo, directora de Aspegi: «Cuando entré en dirección ni siquiera había baño para las mujeres»
Día Internacional de la Mujer

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANOSan Sebastián

Cuando acabó la carrera de Empresariales en el año 1986, Ana Iriondo descubrió que sus compañeros varones tenían más oportunidades que ella para encontrar trabajo. Ocurrió casi desde la primera entrevista, pero el caso es que se dio cuenta de que la cuestión no era dirimir entre mejores y peores, sino que se colocaban más los chicos que las chicas. Pero Ana es peleona y siguió adelante. Hoy es directiva de Aspegi que asocia a los empresarios de Gipuzkoa y directora financiera en un mundo de hombres como es el sector del metal, en Talleres Mecánicos Bianditz.

Tiene dos hijos, Ander y Maialen, optó por un trabajo de media jornada cuando nacieron y reconoce que eso de conciliar nunca ha resultado fácil. «Más allá de la familia, yo conté con un grupo imprescindible que me apoyó cuando lo necesité, lo que siempre hemos llamado ‘las madres de la parada’. Para que digan que las mujeres no nos echamos una mano entre nosotras. En mi caso fueron fundamentales». Cuando los niños fueron creciendo, ya son veinteañeros, Ana volvió a su empleo a jornada completa.

«Tenemos que demostrar todos los días que somos buenas en nuestro trabajo»

Esta mujer empezó a trabajar en el área financiera y de marketing, cercana a la dirección. «Cuando accedí a esa zona ni siquiera había baño para mujeres. Nosotras llegamos a los sitios como de prestado, tenemos que estar justificando todo el día que somos buenas en lo que hacemos. Yo reivindico el derecho a ser torpe. No a poder hacer mal el trabajo, no, pero me fastidia que cuando un hombre entra en una empresa entra y ya está. A nosotras el jefe nos cuestiona si vamos a quedarnos embarazadas, si nos vamos a coger baja o no... Te das cuenta que se establecen diferencias que te penalizan solo por ser mujer Eso debe cambiar».

Ana no hará huelga «porque no soy especialmente beligerante», cree que hay muchas formas de ser feminista, «yo soy mujer y claro que veo desigualdades» y considera que es necesario estar alerta con «las renuncias, con esas desigualdades que no percibimos porque las consideramos normales y que sí lo son».

Cuidadoras de todos

La maternidad cambió su vida porque la conciliación le resultaba complicada, porque, en un mundo de hombres, «y eso algo ha cambiado», lo de menos era la hora a la que se ponía la reunión. «Claro que conozco a mujeres que los han dejado desde pequeños para seguir con su trabajo, pero yo opté por un empleo a media jornada para poder estar con ellos y criarlos de cerca».

«Tal y como está el convenio textil, recomendaría a las chicas una FP2 de fresadora»

Reconoce que esta posibilidad rara vez pasa por la cabeza de un hombre. «De todas formas se habla mucho del cuidado de los niños, de los chiquitines pero, ¿qué pasa con el de los padres cuando se hacen mayores, o el de los enfermos? Somos las mujeres las que nos hacemos cargo, solo falta que te acerques a un hospital y veas quién está cuidando del familiar internado».

Es pesimista respecto a la brecha salarial, es más, considera que se irá agrandando poco a poco, que hay demasiadas renuncias. «¿En una pareja, por ejemplo, por qué renunciamos al sueldo de la mujer? Los trabajos en los que hay una mayoría de mujeres están peor pagados. Si echas un vistazo al convenio del textil, lo que merece la pena es recomendar a las chicas que hagan una FP2 para ser fresadoras. Van a ganar más dinero».

Considera que cada mujer debe ser «como le dé la gana», piensa que los hombres también se han perdido cosas durante este tiempo e intenta que sus dos hijos tengan una educación igualitaria. A veces Ander se mete con su hermana porque habla de moda. Ana se ríe. «Yo le digo siempre, pero bueno hijo, si tú estás pendiente de todos esos programas deportivos que son el cotilleo del fútbol». «Cosas domésticas», concluye.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos