La Diputación trabaja con las asociaciones para reducir la burocracia

Emprende un proceso con 110 entidades del territorio con el objetivo de agilizar las relaciones y trámites administrativos

A. L. SAN SEBASTIÁN.

Realizar un trámite en la administración pública no siempre es sencillo. Demasiado papeleo, documentos escritos en un lenguaje difícil de entender por todos los públicos... son barreras con las que un ciudadano puede encontrarse y que la propia institución busca reducir. En este caso, la Diputación de Gipuzkoa ha emprendido un proceso de trabajo con 110 asociaciones para realizar un diagnóstico de las necesidades. La institución foral se compromete a escuchar esas peticiones e incorporar las propuestas de mejora en un plan de acción, anunció ayer el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa.

El portavoz foral contó que en los encuentros pueblo a pueblo que ha mantenido la institución dentro del proceso de Presupuestos abiertos, una de las principales demandas apela a la necesidad de agilizar la relación de las asociaciones con la institución foral. «Nos han transmitido que hay demasiado papeleo y trámites, que el lenguaje que se utiliza por parte de la administración es muy difícil de entender, y tienen dificultades para conocer y por lo tanto para poder cumplir los requisitos legales, administrativos y fiscales».

Lasa dijo que ya se han dado los primeros frutos en modernización. Citó la plataforma de subvenciones de internet, y se va a implantar la firma electrónica. Además, se van a incluir nuevas líneas de ayuda en ese canal. En política social, se facilitan certificados digitales sobre pensiones, prestaciones y la valoración de discapacidad y dependencia. Ya se han realizado 75.637 notificaciones de forma electrónica, lo que ha supuesto un ahorro de 300.000 euros a los bolsillos de los guipuzcoanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos