La Diputación quiere iniciar este año la obra del centro integral del transporte

Parcela que la Diputación baraja para ubicar el centro integral del transporte, en Astigarraga./JOSÉ MARI LÓPEZ
Parcela que la Diputación baraja para ubicar el centro integral del transporte, en Astigarraga. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El proyecto, una demanda del sector en Gipuzkoa y que se ubicaría en Astigarraga, cuenta ya con un estudio de viabilidad

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Es el de los transportistas un sector ávido de buenas noticias este invierno de temporales y retenciones en el que se ha materializado la vieja amenaza de un peaje para vehículos pesados en la N-1. Pues bien, ya tiene un aliciente al cual agarrarse para ver la botella medio llena. El centro integral del transporte de Astigarraga, con sus aparcamientos y servicios para la actividad del transporte, empezó siendo reclamación, se plasmó después en proyectos incumplidos y fue objeto de buenas intenciones, pero hoy cuenta ya con un informe de viabilidad y unas fechas en el calendario del Gobierno foral, cuyo objetivo es, según fuentes del departamento de Infraestructuras Viarias, adjudicar la obra e iniciar su ejecución este mismo año.

El equilibrio entre la eficacia de la instalación y su coste será clave en la redacción del proyecto

Se financiará con dinero liberado por Bidegi gracias a la novación de su crédito

Todavía con el amargor de las colas del miércoles encima, la patronal guipuzcoana Guitrans incidía ayer en estas páginas en la importancia de la puesta en marcha del demandado centro integral porque «ayudaría a gestionar la gran afluencia de vehículos de una manera más coordinada y paulatina, mejorando el tiempo de espera obligada de los conductores y mejorando las condiciones de circulación de la red viaria». Si se cumplen los planes de la Diputación, no tendrá que recordarlo el próximo invierno. El trabajo de las máquinas sobre el lugar será el mejor indicador de que la infraestructura está en marcha.

La institución foral ya ha recibido el informe solicitado a la empresa Ingartek Consulting S.L. en septiembre del año pasado y, tras un primer análisis, ha pedido que sea ampliado con más detalles sobre nuevos parámetros.

Lo que ya valora es la memoria sobre distintos modelos de centros ubicados por Europa y la información obtenida de los contactos establecidos por la citada empresa con la patronal Guitrans, el sindicato Hiru y otros agentes del sector para conocer sus demandas y necesidades principales. A su vez, también sopesa cifras para estudiar la viabilidad del futuro proyecto desde el punto de vista económico. El equilibrio entre la eficacia del centro y su coste dictará los criterios del proyecto.

Una vez recibido el informe complementario, el departamento de Infraestructuras Viarias espera poder empezar a redactar los pliegos de licitación en uno o dos meses y será entonces cuando se deshoje la margarita sobre los detalles de una infraestructura que ha tenido en el pasado diferentes versiones.

Los datos

755
aparcamientos para camiones era el plan inicial que preveía el PNV para el centro integral del transporte y que EH Bildu dejó en 350 por cuestión económica.
25
millones es la cantidad que Bidegi no consiguió financiar. Antes de la finalización de la legislatura EH Bildu renunció al proyecto.
PNV
Con 750 plazas de aparcamiento iba a ser el mayor parking de vehículos de Gipuzkoa. Además, preveía un hotel, restaurante y todo tipo de servicios relacionados con la actividad del transporte.
EH Bildu
Anunció la licitación de trabajos de un nuevo proyecto por valor de 9,5 millones de euros, con un aparcamiento para 350 camiones. Bidegi firmó en junio de 2015, antes del cambio de legislatura, la renuncia a la contratación.

Ubicación

Durante la legislatura 2007-2011, con Markel Olano (PNV) como diputado general, se contempló un plan que incluía un aparcamiento para 755 vehículos pesados, un hotel, un restaurante y servicios relacionados con la actividad del transporte, todo ello en los linderos del Segundo Cinturón a la altura de Astigarraga. El ejecutivo saliente de las elecciones de 2011, con Martin Garitano (EH Bildu) liderando el Gobierno foral, redimensionó la instalación y planteó un aparcamiento para 350 camiones. Atribuyó al plan del equipo anterior un coste de 25 millones de euros que «Bidegi no consiguió financiar» y finalmente anunció la licitación de trabajos de un nuevo proyecto por valor de 9,5 millones.

La Diputación no ha precisado aún cuánto dinero prevé destinar a la infraestructura. Lo que sí se conoce es de dónde saldrá la financiación. La novación de su crédito permitió el pasado verano a Bidegi liberarse de 50 millones de euros que destinaría a distintos proyectos hasta final de legislatura (junio de 2019). Más de la mitad de ese montante, 35 millones, ya están comprometidos al tramo Antzuola-Bergara de la autovía de Deskarga. Del paradero de los otros 15 aún no se ha desvelado nada.

Lo que sí parece perfilarse es la ubicación del centro llamado a dar un servicio integral a los transportistas. Salvo que la ampliación del informe eche por tierra las previsiones manejadas por el departamento de Infraestructuras Viarias, el complejo se situará a la altura de Astigarraga, junto al Segundo Cinturón, lugar de paso de muchos transportistas con una parcela de dimensiones suficientes como para albergar los equipamientos del centro integral.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos