La Diputación cree que en el tema de la gestión de residuos «es hora de que hablen los tribunales»

La Diputación cree que en el tema de la gestión de residuos «es hora de que hablen los tribunales»

Imanol Lasa endosa a Bildu la responsabilidad por «el desfalco de las basuras» la víspera de que GHK vote hoy si demanda a dos de sus excargos

GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

Los miembros de la asamblea del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa decidirán hoy demandar o no a dos de sus antiguos altos cargos por la decisión de paralizar la incineradora, y lo harán tras recibir durante los últimos dos días advertencias sobre la importancia de su pronunciamiento desde las esferas políticas partidarias y contrarias de formalizar una acusación ante el Tribunal de Cuentas de España.

Si el sábado fue EH Bildu quien les pidió «rigor y responsabilidad», recordándoles que las instituciones públicas -como Gipuzkoako Hondakinen Kontsortzioa (GHK)- no están para ser utilizadas en función de intereses partidistas, ayer fue el portavoz de la Diputación, Imanol Lasa (PNV), quien les solicitó «responsabilidad, seriedad y rigor», pero recordándoles que «la izquierda abertzale todavía no ha asumido su responsabilidad en el grave desembolso que ha supuesto a las instituciones guipuzcoanas la nefasta gestión de los residuos; con más de 40 millones de euros perdidos y ninguna infraestructura acabada».

Por si había dudas de cuál iba a ser el sentido del resultado de la votación de hoy, con un 87% de la Asamblea controlado por PNV y PSE, Lasa dejó ayer en un comunicado una pista aún más contundente para concluir que la Asamblea promoverá interponer la demanda contra la expresidenta de GHK, Ainhoa Intxaurrandieta, y el exdiputado de Medio Ambiente, Iñaki Errazkin. Lasa, que además de portavoz foral ostenta el cargo de vicepresidente de GHK, manifestó que «los actuales responsables institucionales, representantes también en GHK, consideramos que es el momento de aclarar lo sucedido en la pasada legislatura y conocer quiénes son los responsables de aquellas decisiones adoptadas de manera arbitraria, contrarias a la ley y sin respetar las mayorías políticas de los plenos municipales y de las Juntas Generales del territorio». El portavoz foral considera que la ciudadanía guipuzcoana exige conocer quiénes son los responsables políticos de «semejante desfalco» y zanja que «es hora de que hablen los tribunales».

Fotos

Vídeos