Cerrada la AP-8 entre Irun y Behobia para colocar el pórtico del nuevo peaje

La pieza es transportada por camiones y grúas. / FRAILE

La colocación del dintel del primero de los puentes que servirán como sistema de pago para camiones en la N-1 obliga a suspender la circulación durante varias horas en ambos sentidos

GAIZKA LASA

El dintel del primero de los tres pórticos que se colocarán para implantar el peaje en el eje de la N-1 está siendo transportado esta noche desde la báscula que la Diputación tiene junto al peaje de Irun hasta el punto kilométrico cinco de la autopista AP-8, entre los peajes de Biriatou e Irun, lo que ha obligado a cortar la autopista en dirección a Behobia a las 22.00 horas, y a las 00.00 en el sentido hacia Donostia. El transporte y colocación de la pieza provoca el corte de la circulación en la autopista hasta las 9.00 en dirección Behobia y hasta las 4.00 en dirección Donostia.

El dintel consta de una única pieza de 29 metros de longitud que debe ser transportada por tres grúas desde el peaje de Irun hasta su punto de instalación en una operación de dos horas de duración coordinada por Bidegi y la Ertzaintza.

Hacia las 22.30 horas se había realizado con éxito la primera maniobra del operativo: la colocación y sujeción de la pieza en los vehículos de transporte.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ha destacado que el sistema integrado en el dintel, diseñado por empresas vascas, posibilita un mantenimiento «por arriba» sin necesidad de hacer cortes de tráfico. Las reparaciones se efectuarán mediante un sistema novedoso de poleas «que no tienen en otros países» para no afectar la circulación en puntos de mucho tráfico como son la AP-8 en Irun y la N-1 tanto en Andoain como en Etzegarate, donde se colocarán cada uno de los tres pórticos.

El dintel contará con doce cámaras, seis en cada sentido de circulación, para leer las matrículas de los vehículos. Por otra parte, tendrá seis detectores, tres en cada sentido de circulación, para captar la información sobre el tamaño del vehículo, ya que el sistema de peaje instalado cobrará solo a vehículos pesados, estableciendo una diferencia entre aquellos que llegan hasta las doce toneladas y los que superan este peso.

Tras el pórtico de Irun se instalará el de Etzegarate, entre agosto y septiembre, y finalmente el de Andoain, entre septiembre y octubre. El último trimestre del año servirá para poner en práctica la llamada marcha blanca, durante la cual el sistema de lectura de matrículas funcionará pero sin activar el cobro, para recabar información. El canon se empezará a aplicar para todos los vehículos pesados en enero de 2018.

Más noticias

Fotos

Vídeos