Desmantelan una banda de georgianos acusada de medio centenar de robos en pisos de Zarautz y Zumaia

Bloque de viviendas de Zumaia donde se han registrado denuncias de robos / SARA URTERA

Los presuntos ladrones usaban pestañas para detectar el movimiento de moradores y ganzúas para abrir las puertas

SONIA ARRIETASAN SEBASTIÁN

Una banda formada por ciudadanos georgianos y acusada de haber robado en medio centenar de pisos en Zarautz y Zumaia ha sido desmantelada por la Ertzaintza en una operación en la que han sido detenidos tres hombres afincados en Bizkaia.

En un comunicado, el Departamento de Seguridad ha explicado que la investigación comenzó tras haberse registrado en las comisarías de la Policía vasca un total de 52 denuncias por robos en viviendas entre febrero y abril en estos municipios, por un valor cercano a los 50.000 euros.

Estos delitos se llevaron a cabo siempre en día laborables y preferentemente entre las once y la una de la tarde, y entre las seis y las ocho de la tarde, franjas horarias en el las viviendas suelen estar vacías. Todos los inmuebles asaltados fueron pisos y en todos los casos se manipularos las cerraduras de las puertas de acceso sin causar graves daños.

Además, utilizaban pestañas de plástico en el umbral de las puertas para detectar la presencia de moradores en las casas. Una vez en el interior, los asaltantes se apropiaban de dinero, joyas y aparatos tecnológicos como teléfonos móviles.

En una misma jornada llegaron a cometer hasta tres robos. La Ertzaintza estima que el valor de lo sustraído en esos asaltos ronda los 50.000 euros.

Tras estas denuncias, la Policía autonómica comenzó sus pesquisas y reforzó la presencia policial en el horario y en el área de riesgo.

Gracias a estas labor, semanas después descubrió que los sospechosos utilizaban un Renault Laguna, que fue interceptado por la Ertzaintza en la carretera N-634 a su paso por Getaria. Al dar el alto, sus tres ocupantes trataron de darse a la fuga aunque finalmente fueron detenidos.

Los ertzainas recogieron de la carretera un juego de seis ganzúas que habían arrojado en su huida. Durante el arresto, los tres sospechosos ofrecieron resistencia aunque fueron reducidos sin producirse daños personales ni materiales.

Automóvil intervenido

El automóvil quedó intervenido como prueba del delito, al considerar la Ertzaintza que era su medio de transporte para cometer los robos.

Uno de los detenidos tiene 26 años y cuenta con antecedentes por robo, hurto, receptación y; el segundo, de 28 años, también cuenta en su historial con robos y agresiones. Por último, el más joven, de 23 años, ha sido detenido por robo, falsificación de documentación, agresiones a agentes y funcionarios públicos. Todos ellos tienen prohibido además el acceso a territorio español por incumplir la Ley de Extranjería.

En el atestado policial la Ertzaintza recoge los 52 delitos de robo con fuerza, y considera que forman un grupo criminal. La banda estaba afincada en Bizkaia, en una localidad de la Margen Izquierda y desde allí se desplazaba a las dos localidades costeras de Gipuzkoa. Asimismo se les acusa de un delito atentado a agentes y desobediencia por su conducta durante el arresto. Los arrestados fueron puestos ayer viernes por la tarde a disposición judicial.

Fotos

Vídeos