Desestiman el recurso de apelación de los procesados por la muerte de Mikel Arzak

La Audiencia de Gipuzkoa mantiene la imputación de los investigados por la caída de una roca que mató al joven en el Paseo Nuevo

I. V. / J. P. SAN SEBASTIÁN.

El caso de Mikel Arzak, el joven donostiarra que perdió la vida en el Paseo Nuevo tras ser golpeado por una roca, ha agotado otro capítulo en su proceso judicial. Las cinco personas, tres de ellas técnicos del Ayuntamiento donostiarra, sobre las que recayó la imputación de homicidio imprudente, habían recurrido la resolución del Juzgado de Instrucción número 2 de Donostia del pasado mes de febrero. La decisión judicial no era firme y a los procesados les quedaba la posibilidad de interponer un recurso ante el mismo órgano judicial y, en una segunda instancia, ante la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, cosa que hicieron el pasado mes de abril. Ahora, dicha Audiencia ha desestimado el recurso de apelación formulado por la representación de estas cinco personas: «Se confirma dicha resolución en todos sus extremos», según la sentencia de la Seccion Segunda de la Audiencia de Gipuzkoa, a la que ha tenido acceso este periódico. Es decir, las cinco personas permanecen procesadas por este caso.

Los hechos ocurrieron en vísperas de Semana Grande del año 2013. El Paseo Nuevo, que acogía el recinto para las ferias, permanecía abierto. Mikel Arzak, de 20 años, y dos amigos suyos paseaban en el tramo comprendido entre la Sociedad Fotográfica y la rotonda existente en mitad del recorrido, donde se llevaban a cabo unas obras de fijación de la ladera del monte Urgull, que en fechas anteriores ya había registrado algunos deslizamientos de rocas a causa de las lluvias.

Para la ejecución de estos trabajos, los responsables del proyecto diseñaron en el mismo paseo un perímetro de seguridad, de tal forma que mantuvieron la zona abierta en su parte más cercana al mar y cerraron con vallas enrejadas la más próxima al talud.

El día de los hechos se produjo la caída de tres rocas que derribaron parte del vallado metálico que cercaba la zona de seguridad. En su inercia, una piedra atravesó el paseo, chocó contra uno de los pedruscos que separan el bidegorri y la zona peatonal, salió rebotada y alcanzó a Mikel en la cabeza. El fallecimiento del joven donostiarra dio lugar a la apertura de unas diligencias, en el transcurso de las cuales el abogado que representa a la familia Arzak, Bernardo Sebastián, presentó un escrito en el que pedía la imputación de diversas personas relacionadas de algún modo con el diseño y ejecución de las obras. La acusación estimó que, en uno u otro grado, eran responsables de lo que había ocurrido por no haber adoptado las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes.

Fueron aquellas diligencias las que concluyeron con la imputación de las cinco personas en un auto del pasado febrero. Tres son técnicos del Ayuntamiento donostiarra y entre ellos se encuentra el director de Infraestructuras y Servicios Urbanos. Los otros dos son miembros de sendas firmas que intervinieron en la ejecución de los trabajos. La magistrada instructora del caso sobreseyó de manera provisional las actuaciones para otro investigado -el gerente de una de las empresas-, al considerar que no tuvo ninguna intervención en la redacción del plan de seguridad.

La juez consideró que aun cuando existían antecedentes de que en la zona se habían registrado desprendimientos, ninguno de los técnicos «consideró conveniente» la adopción de «medidas de seguridad especiales frente a terceros. No se recomendó por ninguno de ellos el cierre del Paseo Nuevo ni se acordó la utilización de algún elemento que preservase la seguridad de los viandantes ante posibles desprendimientos».

La magistrada concluyó que las personas que intervinieron en la elaboración del proyecto y en su ejecución conocían los informes que «avisaban de caídas que suponían riesgo para vehículos y peatones». Por ello, consideró que los hechos son, «aparentemente, constitutivos de delito» y «procedía» la imputación de las cinco personas por homicidio imprudente. Tras la nueva resolución, la Fiscalía, la acusación particular y la defensa deberán formular sus escritos de calificación, tras lo cual ya solo quedará el juicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos