La demanda de VPO se aleja de la compra tras el impacto de la crisis

Desde 2008, una de cada tres personas que estaban apuntadas para un piso en propiedad en Etxebide se han pasado a la opción del alquiler

A.A.

El alza del alquiler no solo está teniendo reflejo en el mercado privado. La demanda de VPO también se ha alejado de la opción de compra en los últimos ocho años. Desde 2008, y especialmente tras el impacto de la crisis, las listas de personas apuntadas en Etxebide -el servicio público de vivienda del Gobierno Vasco- están prácticamente orientadas hacia el modelo de arrendamiento. En 2016, el 82% de los inscritos demandaban vivienda en régimen de alquiler, frente al 18% de compra.

Resulta especialmente curioso comprobar el cambio de preferencias entre quienes ya llevan tiempo en las listas. Un total de 13.279 personas han permanecido apuntadas desde 2008, es decir, una de cada cinco. Son las personas que optaban por la compra las que, en mayor proporción, continúan inscritas en Etxebide, refleja un informe del Observatorio Vasco de la Vivienda. Así, en 2016, este colectivo supone el 37,6% del total de la demanda de compra, frente al 16,5% en el caso de la demanda de alquiler. La modificación se percibe en que más de un tercio de ellos (34,2%) ha pasado de solicitar compra a optar por el arrendamiento. Y además, dos de cada tres personas que optaban indistintamente por el alquiler o la compra en 2008 ahora ya han decidido inscribirse como solicitantes de alquiler exclusivamente (65,9%).

Entre este colectivo también se aprecia que apenas se ha incrementado en 1.700 euros el ingreso medio desde 2008, hasta situarse en 14.300 euros; o que el peso relativo de la población extranjera es claramente inferior a su peso relativo sobre la demanda actual, si bien el informe precisa que en estos últimos ocho años más de 1.000 personas que entonces figuraban como extranjeras han dejado de serlo al obtener la nacionalidad y continúan inscritas en Etxebide.

El Departamento de Vivienda ha recordado otro dato llamativo. 3.410 familias vascas apuntadas en las listas tienen derecho a un piso en alquiler o, en su defecto, a una prestación económica y sin embargo no lo han reclamado. De ahí que la consejería haya enviado 3.410 cartas (461 de ellas a residentes en Gipuzkoa) en las que les informa de que cumplen con las exigencias y pueden hacer valer su derecho, para lo cual tienen que dirigirse a cualquiera de las delegaciones territoriales de Vivienda.

Fotos

Vídeos