«Las que deben brillar son las clientas, no los peluqueros»

El peluquero donostiarra Gonzalo Zarauza antes del desfile celebrado este lunes en el Palacio de Miramar en Donostia. / Mikel Fraile

El donostiarra Gonzalo Zarauza finaliza su nombramiento como Mejor Peluquero del Año con un desfile en el Palacio de Miramar

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

El donostiarra Gonzalo Zarauza ha puesto este lunes la guinda a uno de los años más intensos de su carrera profesional desde que fuera reconocido como Mejor Peluquero del Año 2017 por el Club Fígaro.

El Palacio de Miramar ha acogido a un centenar de compañeros del mundo de la peluquería y la estética que han asistido al desfile que ha mostrado una colección de peinados de novia, elaborados por varios profesionales reconocidos del sector, y que ellos mismos denominan como «inspiracionales».

Es decir, peinados muy elaborados que no tienen recorrido fuera de la pasarela, pero que «nos sirven a nosotros para encontrar inspiración», ha indicado Zarauza, quien además ha aprovechado la ocasión para presentar su último libro que se publicará en enero y que abordará la que considera una de las asignaturas pendientes en el mundo de la peluquería: el asesoramiento nupcial.

«Los peluqueros nos formamos mucho en corte, color, peinados... Pero ser peluquero es además adaptar la moda a los gustos, necesidades y estética del cliente», ha explicado el donostiarra en referencia a que en ocasiones se prima hacer un peinado muy lucido en lugar de ajustarse a lo que al cliente más le favorece. Es por ello que en este siglo que, insiste, es el siglo de la imagen, «tenemos que ayudar a la gente a brillar, no a brillar los profesionales», ha recordado quien fundara el Centro Beta en 1990.

Look para otoño

Emocionado por su futura publicación, se ha mostrado satisfecho por haber vivido uno de los mejores años de su trayectoria profesional. «Si me hubiera tocado con 40 años... Pero con 60 he tenido que rechazar un montón de trabajos porque no tenía tiempo para más y estaba agotado», ha lamentado al tiempo que ha dicho sentirse satisfecho por las «personas tan interesantes» con las que se ha cruzado durante estos doce meses.

El próximo 6 de noviembre cederá el testigo al compañero que el jurado del Club Fígaro considere Mejor Peluquero 2018. Entre tanto, una recomendación para este otoño-invierno: «Huir de los lisos perfectos. Vienen peinados con forma y descontrolados, pero que estén bajo control».

Fotos

Vídeos