El Consorcio de Residuos aprueba el convenio con Bizkaia

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

La asamblea del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa aprobó ayer el convenio firmado por su sociedad instrumental Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa (GHK) con la Diputación de Bizkaia para enviar a instalaciones del territorio vecino parte de sus residuos. El acuerdo obtuvo el respaldo del 83,3% de los votos mientras que un 7% se posicionó en contra. La Diputación Foral de Gipuzkoa, con un 33% de representación del consorcio, y las mancomunidades gestionadas por PNV y PSE apoyaron el convenio. En cambio, las agrupaciones municipales de Tolosaldea y Urola Medio, dirigidas por EH Bildu, votaron en contra.

Por medio de este convenio, también aprobado ayer por el consejo de Gobierno de Bizkaia, parte de la basura guipuzcoana se empezará a enviar a la incineradora de Zabalgarbi a partir del 1 de septiembre, para derivar después las escorias al vertedero público de Artigas. La cantidad tasada para 2018 oscila entre un mínimo de 20.000 toneladas y un máximo de 25.000. El precio será el coste real de 119,76 euros por tonelada, más 15,54 euros como compensación a la variación de flujos a la que se verá obligada Bizkaia, que deberá redirigir a otros destinos parte de los residuos que iban a la incineradora. Este plus desaparecerá en 2019, ya que a partir de marzo-abril la basura guipuzcoana se podrá tratar en la TMB de Zubieta y no necesitará viajar a Zabalgarbi.

«Incineradora innecesaria»

Tras la asamblea del consorcio, EH Bildu manifestó que «si es posible llevar los residuos de Gipuzkoa a Zabalgarbi, se demuestra que la incineradora de Zubieta, además de estar sobredimensionada, no es necesaria». La coalición abertzale concluyó que «ha quedado claro que la incineradora de Zubieta aparte de ser perjudicial tanto para la salud como para el medio ambiente, también le supondrá un lastre económico evitable a la ciudadanía guipuzcoana».

La incineradora fue también objeto de debate ayer en las Juntas Generales de Gipuzkoa, que aprobaron -a instancias de Podemos- cursar una petición dirigida a la Comisión de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, para que organice la comparecencia del consejero de Medio Ambiente del Principado de Asturias, el socialista Fernando Lastra Valdés, «a fin de que pueda explicar cómo ha llegado a la conclusión de apartar la construcción de una incineradora de sus planes de futuro y conseguir un consenso con todas las fuerzas políticas y sociales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos