El consorcio Haurreskolak abrirá en octubre la lista para sustituciones

DV SAN SEBASTIÁN.

No se volverán a repetir las colas como las vistas en Eibar hace unas semanas. O ese es el objetivo. El Consejo de Dirección del Consorcio Haurreskolak que se reunió ayer en Bilbao aprobó la apertura de la lista de personal educativo, para poder cubrir sustituciones.

La convocatoria de apertura de la lista se hará pública a comienzos de octubre y se prevé que el proceso se desarrolle durante la segunda mitad de ese mes. Según informó Educación, durante dos semanas, todas las personas que se inscriban y cumplan los requisitos pasarán a formar parte de la lista de sustitutos y sustitutas para el servicio que oferta el Consorcio Haurreskolak.

Se anunció también que, en paralelo a la inscripción, se dará inicio a un único proceso de baremación. Este afectará tanto a las personas inscritas en junio como a las que se apunten en octubre, así como a los candidatos y candidatas que ya se encontraban en la lista de sustituciones y deseen rebaremar su puntuación.

El Consorcio Haurreskolak cuenta en la actualidad con algo más de 6.000 candidatos y candidatas a sustituciones. A los cerca de 2.600 inscritos con anterioridad hay que sumar las 3.300 personas que fueron admitidas el pasado mes de junio, y que en estos momentos se encuentran en fase de reclamación. Las personas que se inscriban en octubre pasarán a formar parte de la lista de sustitutos y sustitutas, una vez baremadas.

De cara a septiembre, la dirección del Consorcio Haurreskolak informó de que 4.455 niños y niñas recibirán atención y educación en alguna de las 236 haurreskolak repartidas por 178 municipios de Euskadi.

La medida responde a la repentina apertura de las listas de sustituciones los pasados 13 y 14 de junio, días en los que, por la falta de aviso previo, cientos de profesores de todo Euskadi se agolparon ante el Complejo Educativo de Eibar para poder optar a una plaza como sustituto. Las listas, que se abrían por primera vez desde 2011, tenían entonces el orden de llegada como único baremo, por lo que desde las 8.00 de la mañana la cola ya congregaba a unas 500 personas, que pronto superó con holgura el millar. «No pensaba que se fueran a abrir las listas de un día a otro». Esa fue la queja común que el Consorcio busca enmendar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos