Condenada por quemar la furgoneta de su expareja en Errenteria

Un juzgado de Donostia ha impuesto a la mujer dos años y cuatro meses. Un testigo reconoció «perfectamente» a la chica «de verla por el barrio», aunque en la vista la acusada negara los hechos

JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

Un juzgado de San Sebastián ha condenado a dos años y cuatro meses de prisión a una mujer que prendió fuego a la furgoneta de su excompañero en Errenteria. Las llamas se propagaron a otro coche que sufrió daños valorados en 800 euros. La sentencia no es firme, pero si la Audiencia la confirmarse, la mujer se vería obligada a entrar en prisión.

Los hechos se remontan a la mañana del 7 de julio de 2014. Según la resolución judicial, sobre las cinco y cuarto de la mañana, la acusada prendió fuego intencionadamente en la calle Alaberga de la localidad a una furgoneta de la marca Volkswagen propiedad de su expareja «con el que mantiene una relación conflictiva», se indica en la resolución judicial, dictada por la magistrada María Ángeles Rubio Gabás, titular del juzgado de lo Penal número 1 de Donostia.

La sentencia precisa que el fuego se propagó a otro vehículo que estaba aparcado junto a la furgoneta.

Como consecuencia del incendio, las llamas causaron daños por valor de 2.900 euros en el vehículo de la expareja que, además, sufrió la perdida del material del trabajo que había en su interior y que estaba valorado en 1.895 euros.

Asimismo, como consecuencia del incendio, el coche que estaba aparcado en las proximidades resultó con desperfectos por una cuantía de 800 euros que ya le han sido devueltos por su compañía de seguros. Dentro de este vehículo su dueño también tenía material de trabajo valorado en 95 euros, cantidad que ahora reclama.

En la vista, la acusada negó los hechos. Afirmó que aquel día no vio la furgoneta y que en aquellas fechas no salía de casa por el reciente fallecimiento de su padre.

Sin embargo, el testimonio de una persona que la mañana de los hechos le vio medio oculta entre dos coches ha sido una de las pruebas de peso que ha permitido a la magistrada concluir que fue la acusada quien prendió fuego al vehículo de su expareja. El testigo reconoció «perfectamente» a la chica «de verla por el barrio», declaró.

La acusada deberá indemnizar a su expareja con 4.795 euros por los daños causados

La sentencia precisa que el fuego se propagó a otro vehículo aparcado junto a la furgoneta

Este reconocimiento visual, además de las contradicciones en las que incurrió la acusada y el hecho que la víctima del ataque manifestara que la mujer era «muy complicada, tiene animadversión hacia él» y que siempre había tenido miedo de que le «hiciera algo», han llevado a la juez a dictar una sentencia condenatoria, porque «todos estos indicios conjuntamente valorados permiten acreditar la autoría de la acusada».

La juez aplica en el caso la agravante de reincidencia, ya que posee antecedentes penales, después de que en 2008 fuera condenada a seis meses de prisión como autora de un delito de «daños con medios destructivos».

Además de la pena de prisión, la acusada deberá indemnizar a su expareja con 4.795 euros por los daños causados. Asimismo, no podrá acercarse a menos de 500 metros de su excompañero durante cinco años.

La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

Fotos

Vídeos