«El concepto de arrepentimiento no existe en estos casos»

I. V. SAN SEBASTIÁN.

Recientemente el hospital Aita Menni ha sido noticia por el fallecimiento, por atragantamiento, de la abuela que asesinó a su nieta en Errenteria.

-¿Cómo vivieron este hecho?

-Desgraciadamente fue mala fortuna, pero tengo que decir que era una señora absolutamente excelente y es un tema que nos ha afectado a todas las personas que trabajamos en Aita Menni. Era una persona inocente de culpa, se trataba claramente de una enferma mental grave que cuando realizó ese acto delictivo no era responsable de sus actos. De hecho, desde su perspectiva enferma, seguro que lo hizo con la mejor de las voluntades en relación a su nieta. Lógicamente el resultado fue el que fue, pero ella era penalmente inocente y ha habido una clara determinación desde la entidad judicial correspondiente de que no era una persona responsable de sus actos. Y yo, que tuve la oportunidad de conocerla, puedo dar fe de que era una persona excelente. Parece paradójico pero es así, por eso tenemos que ser muy sensibles en este tipo de temas.

-¿Cree que en algún momento se arrepintió de su acción?

-Hay que insistir en que el concepto de arrepentimiento no existe en estos casos porque son personas inocentes de culpa. No son responsables de sus actos y por lo tanto no existe esa voluntariedad que pueden tener el resto de las personas sin esa afección psicótica.

Fotos

Vídeos