Conceden el tercer grado a la exalcaldesa de Pasaia

Conceden el tercer grado a la exalcaldesa de Pasaia

Fue condenada a dos años y medio de cárcel junto al exsecretario municipal Iker Rokandio, que ya disfruta del mismo régimen penitenciario

ELENA VIÑAS PASAIA.

La exalcaldesa de Pasaia Amaia Agirregabiria podrá disfrutar previsiblemente a partir de la próxima semana del tercer grado penitenciario. Así lo informó ayer la plataforma ciudadana Amaia eta Iker babesa, que aseguró que el juez ha concedido ya este régimen a la que fuera regidora de EH Bildu entre 2011 y 2015, pero su decisión no será firme hasta dentro de cuatro días.

Agirregabiria ingresó el pasado 20 de noviembre en la cárcel de Martutene para cumplir la pena de dos años y seis meses de prisión a la que fue sentenciada en septiembre por la Audiencia de Gipuzkoa como consecuencia de un delito de obstrucción a la justicia. La sentencia también la condenaba a siete años de inhabilitación por prevaricación. Aunque en enero solicitó el tercer grado, éste le fue denegado.

El exsecretario municipal en funciones Iker Rokandio, condenado a la misma pena, ingresó a comienzos de diciembre en la cárcel Zaballa de Álava. Apenas dos meses después le era concedido el tercer grado, pudiendo gozar de un régimen de semilibertad que le lleva a pernoctar, de lunes a jueves, en la cárcel.

Los hechos que llevaron a Amaia Agirregabiria e Iker Rokandio a prisión tuvieron lugar a comienzos de 2013, cuando dos agentes de la Guardia Municipal sancionaron a una mujer que tenía el coche mal aparcado, tras lo cual la conductora desobedeció las indicaciones de los agentes. Los hechos dieron lugar a un proceso penal.

En las semanas posteriores, según la denuncia inicial realizada por los policías involucrados, la exalcaldesa y el secretario accidental les instaron a desistir en el proceso contra la conductora e incluso, a no comparecer en el juicio. La víspera de la vista oral, la Alcaldía emitió una resolución en la que se conminó a los agentes a que no comparecieran, al tiempo que les advirtió de que, en caso de que la desobedecieran, se les incoaría un expediente disciplinario. La misma orden precisó que en el supuesto de que los policías fueran multados por su inasistencia, el importe sería abonado por el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos