«Comprendemos el dolor de la familia de Nagore», afirma la clínica que contrató a Yllanes

Carlos Chiclana.

Carlos Chiclana reacciona a la polémica suscitada por haber dado trabajo en su centro de psiquiatría en Madrid al condenado por el homicidio de la joven irunesa

ARANTXA ALDAZ san sebastián.
Jueves, 7 diciembre 2017, 08:27

Carlos Chiclana, responsable de contratar en su consulta de psiquiatría a José Diego Yllanes, condenado a 12 años y medio por el homicidio de Nagore Laffage, se puso ayer en contacto con este periódico tras la publicación de las declaraciones de la madre de la joven irunesa, en las que mostraba su indignación por el hecho de que el acusado esté trabajando en un centro de salud mental y ejerza la medicina. «Comprendemos el dolor y sufrimiento de todas las personas que tenían relación con Nagore, especialmente sus familiares. Rechazamos cualquier tipo de violencia y agresión, la haga quien la haga. Nada justifica su muerte, ni la puede reparar», recoge en un comunicado escrito y remitido a este medio.

La joven irunesa fue asesinada el 7 de julio de 2008 a manos de Yllanes, un médico residente de Psiquiatría en la Clínica Universitaria de Navarra, que la estranguló en su casa tras negarse ella a mantener relaciones sexuales. Fue condenado a 12 años y medio de prisión por un delito de homicidio -y no de asesinato como pedían la Fiscalía y las acusaciones particulares-. Tras varias peticiones denegadas, el pasado mes de junio Yllanes obtuvo el tercer grado, por lo que ya solo tiene que ir a la cárcel a dormir. Por esas fechas fue contratado en el centro de salud mental de Carlos Chiclana, que pasa consulta en Madrid y Sevilla. Un hecho que ha permanecido fuera del conocimiento público hasta que esta semana las redes sociales sacaron a la luz que Yllanes aparecía en el cuadro médico de la clínica psiquiátrica.

El revuelo obligó a salir al paso al responsable de la clínica, que insistió ayer en que Yllanes no ejerce de psiquiatra, especialidad que no terminó, sino que «realiza tareas de apoyo a la investigación como búsquedas bibliográficas, redacción de textos o elaboración de datos», insistió ayer el responsable de la clínica. Yllanes, no obstante, sí es médico. Ante la polémica, el Colegio de Médicos de Madrid emitió un comunicado en el que confirma que Diego Yllanes está colegiado desde el pasado 17 de julio. El Colegio «se lamenta de lo acontecido» y dice desconocer los términos específicos de la sentencia condenatoria y si en la misma se adoptaban otro tipo de penas accesorias o de seguridad que impidieran o limitaran su ejercicio profesional». Por ello se ponen a disposición de los tribunales y de lo que les comuniquen a la solicitud de información requerida.

Afirma que Yllanes no ejerce de psiquiatra y defiende el derecho a su reinserción social

El responsable de la clínica insistió ayer en que Yllanes «no atiende a pacientes» y que tomó la decisión de contratarle al considerar «que a las personas se les puede dar la oportunidad de reinsertarse en la sociedad, y así lo contempla la Constitución. No creemos en la venganza ni en el odio».

Sí confirmó que conocía personalmente a Yllanes. En conversación telefónica, Chiclana insistió en que «el responsable soy yo», excluyendo de la decisión al resto del equipo de profesionales que componen el cuadro médico de la clínica que, según dijo, han recibido «agresiones verbales, insultos, amenazas, acoso, calumnias y maltrato psicológico. Los trabajadores de nuestra empresa, 70% mujeres, no merecen este trato». Termina el comunicado reiterando «nuestro rechazo a toda violencia y agresión».

Más

Secciones
Servicios