Competencia rechaza extender las tarjetas de descuentos en comercios locales a los servicios municipales

Competencia rechaza extender las tarjetas de descuentos en comercios locales a los servicios municipales

Se opone a unificar en estas tarjetas el carnet del polideportivo o de la biblioteca

IGNACIO VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

¿Se acuerdan de la tarjeta Turyocio, un programa que otorgaba a sus titulares puntos al comprar en comercios, que posteriormente se podían canjear por viajes, cheques-compra y regalos? Pues bien, aunque ese programa terminó el verano pasado, algunos ayuntamientos han rescatado en parte dicha idea para intentar incentivar el comercio local y, de paso, unificar las tarjetas del polideportivo, la biblioteca, o la propias cartas de crédito, en una única tarjeta.

Es el caso del Consistorio de Eibar, que recientemente presentó una consulta a la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) preguntando sobre la posibilidad de firmar un convenio con la Asociación de Comercios de Eibar para crear de una tarjeta ciudadana que unificase las funcionalidades de la actual tarjeta Visa de la asociación con los servicios municipales como la biblioteca o el polideportivo.

Sin embargo, la propuesta del ayuntamiento eibarrés no parece haber convencido a la AVC, que mediante un informe calificó la proposición como «no necesaria, adecuada, ni proporcional» porque, a su juicio, «el Ayuntamiento vincularía su actuación administrativa a una asociación de empresas privadas del municipio, en detrimento de las demás empresas privadas».

No en vano, la Asociación de Comercios eibarrés cuenta con 121 establecimientos asociados, cuando en 2016 había 383 dedicados al comercio al por menor. Además, entre sus asociados no se encuentra, por ejemplo, ninguna cadena de supermercados y en la localidad armera existen unos cuantos. Por tanto, para la AVC, el consistorio intervendría en el mercado del comercio al por menor «distorsionándolo y situando en mejor posición a unas empresas respecto a otras».

Por otro lado, Competencia considera que la intervención del Ayuntamiento de Eibar en la creación de la Tarjeta Ciudadana supondría, asimismo, su intervención en el mercado de las tarjetas bancarias en el municipio, «distorsionándolo en beneficio de la entidad financiera emisora de la actual Tarjeta Eibar», que no es otra que la Caja Rural de Navarra.

Así las cosas, el consistorio facilitaría a una entidad financiera concreta la adquisición de una mayor cuota en el mercado de las tarjetas bancarias «interviniendo en un mercado ajeno a las actividades que son propias de una administración local sin beneficio alguno para el interés general», abunda el informe de Competencia.

Por tanto, la última conclusión del informe señala que el ayuntamiento eibarrés «debe mantener una posición neutral en todos los mercados y su intervención en los mismos debe ir dirigida a establecer condiciones de libre competencia e igualdad entre los operadores económicos». A tenor de este informe, la Autoridad Vasca de Competencia pone freno a este tipo de iniciativas.

Fotos

Vídeos