Colocan el primer pórtico para el cobro a camiones en el eje de la N-1

Arco para cobrar a los camiones en el eje de la N-1. / Arizmendi

La colocación del primer arco en Irun, de 29 metros y 16 toneladas, obligó a cerrar durante varias horas la AP-8

GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

Tras una larga noche de montaje, ya está colocado en Irun el primero de los tres pórticos que habilitarán el cobro de un canon a vehículos pesados en el eje de la N-1 a través de un sistema free flow de lectura de matrículas. La operación se inició el sábado poco antes de las 22.00 horas en el peaje de Irun de la AP-8, en la báscula de la Diputación, con la maniobra de levantamiento del dintel de 30 metros al vehículo especial que lo transportaría hasta su punto de ubicación, a dos kilómetros en dirección Behobia. En ese momento, la autopista quedó totalmente cerrada en dirección Francia, mientras aún algunos vehículos circulaban por los carriles que van en sentido a Donostia.

A medianoche, el corte se produjo también en Behobia, dirección Donostia. La operación de montaje del pórtico, en la que han participado veinte operarios, ha requerido ocupar los cuatro carriles de la autopista. Se trataba de colocar sobre las dos bases ya puestas la estructura completa que ya pueden ver todos los conductores en el punto kilométrico 5 de la AP-8, un pórtico compuesto de 5 elementos para 174 equipos y más de 3.000 piezas de tornillería y accesorios.

Como estaba previsto, el tráfico se reabrió a las 4.00 horas en sentido Donostia y a las 9.00 horas del domingo en sentido Francia. A lo largo de la semana entrante se empezarán a colocar los equipos tecnológicos que permitirán la lectura de las matrículas y la detección de los dispositivos TAG de los vehículos para ordenar el pago automático vía cuenta bancaria. Se espera que en quince días el montaje técnico esté finalizado.

Seis detectores láser

El sistema constará de doce cámaras de lectura de matrículas y seguimiento del vehículo con luz infrarroja, seis en cada sentido, y doce antenas para lectura de los TAG y posicionamiento de los vehículos. Asimismo, incorporará seis detectores láser que serán los que realicen la detección volumétrica para clasificar los vehículos, dado que sólo se aplicará el cobro a los pesados, con diferenciación entre los que tienen más o menos de doce toneladas.

Sin embargo, a partir de ahora no será necesario parar el tráfico para realizar labores en el pórtico. Gracias a un sistema innovador, diseñado en Euskadi, el mantenimiento se realizará por arriba, mediante un juego de poleas pionero en las infraestructuras viarias.

Una vez que termine de equiparse el pórtico, los camiones que pasen por debajo serán identificados y también se localizará su trayecto. Por eso la primera de las tres estructuras se ha colocado en plena AP-8, para detectar al vehículo pesado que viene de la frontera y cruza el territorio guipuzcoano por la N-1. Si opta por continuar por la autopista dirección Bilbao-Vitoria, no se le aplica ningún canon.

El segundo pórtico se instalará a finales de agosto en el otro extremo del eje que se quiere cobrar, en el alto de Etzegarate. Y el nuevo peaje se completará con un tercer arco en Andoain, a instalar en septiembre. Entre octubre y diciembre se funcionará con una marcha blanca, con el sistema en funcionamiento pero sin aplicar el cobro. El canon real se establecerá a partir de enero de 2018.

Fotos

Vídeos