El comercio del territorio no se ve afectado, de momento

La Federación Mercantil mantiene la alerta por si durante la semana empiezan a fallar suministros en «fechas clave» para las ventas

G. L. SAN SEBASTIÁN.

Primer día, librado. Los comerciantes de Gipuzkoa no han sufrido los efectos del paro de transportistas. De momento. El presidente de la Federación Mercantil, Iñaki Martínez Peñalba señalaba ayer que «todos los casos consultados nos han respondido que han apreciado normalidad en la primera jornada de paro». Entre quienes sostenían tal aseveración se encuentran comerciantes de sectores tan dispares como librerías, herboristerías, zapaterías, mueblerías u ópticas. No obstante, en todos ellos perdura «la preocupación» por si durante los próximos días empezaran a fallar «pedidos importantes».

Martínez Peñalba reconoce que las de esta semana «son jornadas críticas para nosotros en cuanto a la disponibilidad del producto», secundando así la tesis del Comité Nacional del Transporte por Carretera, que ya adelantó que las fechas elegidas tenían una gran repercusión por la necesidad de las empresas de cargar productos tras varios días festivos. Los comerciantes del territorio afrontan «fechas claves» para las ventas, en vísperas de Reyes.

La Federación Mercantil asume que sus asociados viven «más pendientes del transporte de reparto que del de largas distancias», siendo esta última modalidad la que más puede verse afectada por el paro al ser convocada desde Madrid para todos los vehículos pesados que pasan por Gipuzkoa. Además, el hecho de que los transportistas del territorio hayan decidido no secundar la movilización transmite tranquilidad a muchos pequeños comercios.

Pendientes hasta el viernes

No obstante, el presidente de la Federación Mercantil no oculta un cierto «estado de alarma» por posibles fallos o vacíos en la cadena de suministro que parte de un transporte de larga distancia para pasar después por almacenes cercanos donde otros profesionales del reparto cargan los productos para distribuirlos a nivel territorial. Los comerciantes locales cuentan con que el paso de los días puede hacer surgir requerimientos de pedidos que llegan de transportistas de largo recorrido que sí puedan estar boicoteando al territorio guipuzcoano hasta la medianoche del viernes, hora en la que finaliza la llamada al paro y fecha hasta la que apuran muchos ciudadanos para realizar sus últimas compras antes del día 6.

En similares circunstancias se pueden encontrar los supermercados y cadenas de distribución alimentaria, que tras el primer día de movilización no tuvieron que lamentar faltas de abastecimiento en Gipuzkoa.

El sector que no mira preocupado a la evolución del paro es el de la industria. Según fuentes de Adegi, las naves industriales del territorio no van a tener dificultades para mantener sus niveles de actividad por problemas de transporte. Según las mismas fuentes, ninguna firma guipuzcoana ha planteado su inquietud por el paro en este sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos