Un año clave para la reforma del sistema

El descenso de la demanda en la RGI coincide con la efervescencia en el debate sobre cómo reformar el sistema de garantía de ingresos en Euskadi. El Gobierno Vasco se ha comprometido a presentar su proyecto de ley este primer trimestre. El nuevo planteamiento, que introduce mejoras y también más medidas de control, nació con polémica al anunciar el Ejecutivo la medida de que no se podrá cobrar más de una RGI por domicilio, un enunciado abierto a excepciones, por ejemplo el hecho de compartir piso por necesidad, como ahora ocurre entre el 13% de los titulares en Euskadi, unos 8.000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos