Los cinco integrantes de 'la manada' continuarán en prisión hasta conocer la sentencia

El tribunal de la Audiencia de Navarra, con un voto discrepante, niega la libertad a los procesados al entender que no se violan sus derechos

PABLO OJER PAMPLONA.

Los cinco integrantes de 'la manada' juzgados como presuntos autores de la violación en grupo de una joven durante los sanfermines de 2016 estarán en prisión hasta que el tribunal de la Audiencia de Navarra dicte sentencia, según se desprende de una resolución del tribunal de la Sección Segunda. Los abogados de los procesados habían solicitado la libertad de los cinco jóvenes, porque entendían que se habían «vulnerado sus derechos fundamentales», ya que consideraban que la instrucción del caso se había llevado bajo la premisa de su culpabilidad.

En su resolución, el tribunal rechaza que se haya conculcado el derecho a la presunción de inocencia de los procesados, «por cuanto no se ha producido ninguna declaración de culpabilidad». De hecho, los magistrados recuerdan que la prisión provisional, como la que se aplica en este caso, «no es una pena, sino una medida cautelar que no declara la culpabilidad, ni prejuzga la decisión al respecto». En todo caso, los magistrados apuntan que esta situación podría cambiar «en función del desarrollo de las deliberaciones».

De la resolución destaca que uno de los tres magistrados emitió un voto en contra. En su razonamiento, Ricardo González considera que no hay motivos para mantener a los jóvenes en prisión, porque cree que no existe riesgo de fuga, de que vuelvan a delinquir o de que destruyan pruebas del caso, ya que ha sido juzgado con todos los fundamentos procesales encima de la mesa. Por lo tanto, este juez entiende que no existirían los presupuestos que se contemplan en los casos de prisión provisional.

Para González, los motivos que alegan sus otros dos compañeros de sala, José Francisco Cobo y Raquel Fernandino, son «inconsistentes e insuficientes», aunque advierte de que la resolución del tribunal no tiene ningún significado sobre la decisión que se tome en la sentencia. En su opinión, habría que dejar a los jóvenes en libertad bajo fianza, dada la alta indemnización que solicitan las acusaciones, de hasta 250.000 euros.

La acusación particular cree que la decisión del Tribunal «no avanza nada» sobre el sentido absolutorio o condenatorio de la sentencia. En declaraciones a Efe, Carlos Bacaicoa, uno de los abogados de la denunciante, interpretó que el tribunal denegó la petición de las defensas de poner a los acusados en libertad provisional porque «la sala no ha tenido tiempo para deliberar mínimamente si les va a absolver o condenar».

A su juicio, la decisión responde a que «no era posible otra resolución» sin haber entrado a valorar el sentido del fallo más que a un avance condenatorio, por lo que «habrá que esperar a que salga la sentencia, que esperamos que sea condenatoria. Pero esta resolución no anticipa absolutamente nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos