Cientos de personas mostraron su condena

I. MORONDO

La céntrica Plaza del Ensanche se llenó ayer por la tarde de vecinos en una movilización convocada por el Ayuntamiento de Irun y diversas entidades de la ciudad para transmitir «apoyo, solidaridad y cariño» a la joven vecina de la ciudad que el martes apareció maniatada, amordaza y en coma y condenar lo ocurrido. La respuesta ciudadana no pudo ser más contundente. Cientos de personas acudieron a la concentración de repulsa de la que participaron también varias instituciones como el Ayuntamiento de Irun, con presencia de todos los grupos municipales, y la Diputación Foral de Gipuzkoa, así como amigos y algún familiar de la joven.

Casi de manera espontánea, varios minutos antes de las siete de la tarde, los presentes se fueron colocando detrás y alrededor de la pancarta que habitualmente se utiliza en las convocatorias por violencia de género que realiza la Comisión de Igualdad del Ayuntamiento de Irun, en la que se puede leer, en euskera y castellano, ‘Irun contra la violencia machista’ y que sostenían representantes de las entidades que participan en esa Comisión. Durante un cuarto de hora, la concentración se desarrolló en silencio hasta que se cerró con una salva de aplausos, muestra de la solidaridad y el cariño que los irundarras quisieron transmitir ayer a su vecina.

Fotos

Vídeos