Los desprendimientos obligan a cortar el tráfico en varias carreteras de Gipuzkoa

Lugar del desprendimiento esta mañana. /J. Marín
Lugar del desprendimiento esta mañana. / J. Marín

Las lluvias incesantes han provocado varios desprendimientos en la geografía gipuzcoana, el más grave en plena N-1 entre Legorreta e Itsasondo

SONIA ARRIETASAN SEBASTIÁN.

Las intensas precipitaciones durante toda la noche han originado importantes problemas de circulación en la red principal de carreteras de Gipuzkoa durante toda la mañana. De hecho, un desprendimiento a la altura de Itsasondo ha provocado el corte de la N-1 en sentido Donostia esta mañana. Ello ha generado retenciones que han superado los 8 kilómetros pasadas las 11 horas que han ido disminuyendo poco a poco. El tráfico se ha ido desviando por la salida de Ordizia para derivarlo hacia la A-15 pues la carretera ha permanecido cortada hasta primera hora de la tarde.

El departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación ha señalado que «está realizando un análisis pormenorizado de los incidentes y poniendo todos los recursos a su alcance para restablecer cuanto antes la normalidad». La diputada Aintzane Oiarbide ha afirmado que «estamos actuando con la mayor celeridad, queremos recuperar la normalidad y abrir la red en su totalidad cuanto antes».

En la N-634 ha habido otro desprendimiento entre Zarautz y Getaria –en el punto kilométrico 20-, que ha obligado a cerrarla al tráfico por la noche. Se ha limpiado la vía y habilitado un carril, con «paso alterno regulado con semáforos. Se está estudiando una solución de estabilización definitiva», según informa la Diputación.

Asimismo, se está actuando en la variante de Eskoriatza en la GI-627, en el punto por donde transcurre la regata, donde se ha producido un hundimiento. Se ha decidido actuar de urgencia y los trabajos de estabilización durarán «unas siete semanas», según Oiarbide. También aquí se ha regulado el tráfico vía paso alterno. La diputada se ha trasladado a este punto esta mañana, para comprobar in situ los desperfectos. En la GI-2634, en Azkarate, otro desprendimiento ocurrido en el kilómetro 30 ha obligado a cerrar un carril y regular el paso con semáforo. En este caso, se está despejando la vía, y se espera abrirla por completo para la última hora de la tarde.

Asimismo, en la GI-2630, en Udana, ha tenido lugar otro desprendimiento de tierras que ocupó un carril en su totalidad y que permanece cerrado, con paso alterno. Los trabajos, en marcha desde marzo, transcurren «a buen ritmo, y esperamos que estén concluidos para mayo».

Se han producido deslizamientos de menor entidad en varios puntos más de Gipuzkoa, algunos de los cuales han provocado afecciones leves, en las que se ha actuado limpiando el firme. Oiarbide ha recordado que el invierno y el comienzo de la primavera están siendo «especialmente complicados» por los daños que están provocando las precipitaciones, y ha asegurado que la Diputación seguirá actuando «con la mayor rapidez» para garantizar la seguridad de las usuarias y usuarios.

Retenciones en la N-1 esta mañana.
Retenciones en la N-1 esta mañana. / J. Marín

En San Sebastián, un desprendimiento de tierras, que no ha ocasionado heridos ni daños materiales de relevancia, mantiene cortada desde esta mañana la carretera de acceso al alto de Errondo, ha informado el Ayuntamiento de la capital guipuzcoana.

El corrimiento de tierras se ha producido sobre las 10.00 horas en la calle Errondogaina, adonde se han desplazado efectivos de los Bomberos, la Guardia Municipal y técnicos de Mantenimiento y Servicios.

Estos últimos analizan en estos momentos la evolución de la ladera, aunque la carretera va a permanecer cerrada durante unos días, tiempo durante el que el tráfico se desvía por el vial del paseo Izoztegi.

Dos líneas de la compañía municipal de autobuses Dbus, la 23 y la 32, se encuentran afectadas por el desprendimiento que ocupa una zona por la que únicamente discurren la carretera y la acera.

Las lluvias torrenciales de las últimas horas han provocado distintos daños en la red de carreteras de Gipuzkoa. El departamento de Infraestructuras Viarias está realizando un análisis pormenorizado de los mismos, y poniendo «todos los recursos» a su alcance para restablecer «cuanto antes» la normalidad, ha asegurado la diputada Aintzane Oiarbide. «Estamos actuando con la mayor celeridad y realizando trabajos de emergencia en todos los puntos en los que la climatología ha provocado problemas en distintas carreteras. Con estos trabajos queremos recuperar la normalidad y abrir la red en su totalidad cuanto antes, de manera que las afecciones para las usuarias y usuarios sean las menores posibles», ha destacado.

Según informa la Diputación, las carreteras más afectadas han sido la N-1, la N-634 y la GI-627.

Diputación GIpuzkoa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos