La central que unificará las emergencias en Gipuzkoa empezará a operar en abril

Los dos nuevos camiones autobomba de primera salida para los parques de Zarautz y Tolosa. /MIKEL FRAILE
Los dos nuevos camiones autobomba de primera salida para los parques de Zarautz y Tolosa. / MIKEL FRAILE

La Diputación presenta ocho nuevos vehículos e invertirá más de un millón de euros en 2018 para seguir renovando la flota

A. S. JIMÉNEZ SAN SEBASTIÁN.

La nueva Central Unificada de Coordinación de Emergencias de Gipuzkoa, que integrará en un mismo lugar el punto de coordinación del servicio de bomberos de Donostia y el del resto del territorio, ya tiene fecha para su puesta en marcha. La Diputación quiere que este nuevo puesto de control, que se ubicará en el parque de bomberos municipal de Garbera en Donostia, empiece a funcionar a principios de abril. Una medida que surge del convenio de cooperación firmado por el Ayuntamiento de San Sebastián y la institución foral el pasado mes de agosto, y cuyo objetivo es «dar una respuesta más rápida y eficaz» a las emergencias en Gipuzkoa.

Las obras para integrar la nueva central de coordinación en el parque donostiarra ya han comenzado. Desde allí se realizará la gestión de los más de 5.000 avisos o llamadas de emergencia que se reciben al año en el territorio. Las instalaciones de Garbera se ampliarán para albergar no solo la central de comunicaciones del servicio de San Sebastián -que ya opera en esta sede-, sino también al personal dedicado a la coordinación de emergencias y bomberos de la Diputación, que hasta ahora atienden los avisos desde el palacio foral.

Un cuerpo de bomberos que ayer presentó ocho nuevos vehículos, entre ellos dos camiones autobomba de última generación de primera salida que operarán en los parques de Zarautz y Tolosa, además de seis vehículos todoterreno que se destinarán a Oñati, Irun, Ordizia, Zarautz, Tolosa y Legazpi. Asimismo, este año se incorporarán dos camiones autoescalera de 42 metros, -uno para la flota de Donostia y otro para la foral-, que permitirán llegar por primera vez hasta una planta 13, además de otros vehículos para los que se ha presupuestado 1.300.000 euros. «El servicio foral de bomberos tiene ya 30 años, y tenemos algunos vehículos que ya superan los 20, por lo que la renovación de la flota es fundamental para poder acudir a las emergencias de una manera más rápida y sobre todo más segura», señaló ayer Arkaitz Orbegozo, jefe del servicio de bomberos de la Diputación de Gipuzkoa.

Se prevé el anuncio de una nueva OPE en 2019 con el objetivo de seguir ampliando la plantilla

Además de renovar la flota de vehículos, la Diputación quiere continuar con el aumento de la plantilla, por lo que tras la OPE de 25 plazas realizada el año pasado prevé la convocatoria de una nueva en 2019, aunque no se ha especificado cuantas plazas se ofertarán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos