La carretera de la costa requiere 3 millones al año en obras de reparación

El desprendimiento del 3 de febrero en Zumaia obligará al enésimo gasto en la vía de la costa. / ARIZMENDI
El desprendimiento del 3 de febrero en Zumaia obligará al enésimo gasto en la vía de la costa. / ARIZMENDI

Un programa de conservación de unos 600.000 euros anuales se suma a las soluciones específicas ante desperfectos puntuales A la espera de más inclemencias, este año la vía Zarautz-Zumaia ya prevé un gasto de 1,9 millones

GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

Los mordiscos de la naturaleza en la carretera de la costa se suceden sin remedio. De manera agresiva en ocasiones, como en el derrumbamiento de tierras de Zumaia del pasado día 3, a través del desgaste invisible la mayoría de veces. Monte y mar se alían para erosionar igualmente la vía y las arcas forales nutridas por todos los guipuzcoanos. La cadencia empieza a ser de 3 millones al año.

Las inclemencias han desgastado la carretera a un ritmo constante, si bien el gasto que se han cobrado ha experimentado un repunte los últimos dos años. Según datos del Departamento foral de Infraestructuras Viarias, solo en la N-634 se han invertido más de 8 millones de euros en obras extraordinarias en la última década (entre 2008 y 2018).

Ahora bien, la mitad de toda la inversión se ha concentrado en los últimos dos ejercicios. Ya sea por un recrudecimiento de los impactos del cambio climático o por aquello de las prioridades del actual Gobierno foral, el hecho es que Gipuzkoa acumula dos años destinando más de 2 millones de euros a obras específicas. El año pasado orientó casi 3 a trabajos para mantener en pie la vía que une Zarautz y Zumaia (N-634), con su apéndice entre Deba y Mutriku (GI-638), aparte del goteo de gastos de conservación ordinaria. El presupuesto ya prefijado para este año asciende a 1,9 millones, sin contar con los imprevistos que puedan llegar sobre todo en lo que queda de invierno.

El último desprendimiento ha obligado a cortar la carretera Zumaia-Getaria más de un mes

El último envite de la ladera oprimida por la carretera se ha saldado con un corte total al tráfico, entre Zumaia y Getaria, que amenaza con prolongarse durante más de un mes. Durante los próximos días -si lo permite la meteorología- se procederá a la ejecución de una viga de hormigón anclada en la cima del talud y a la construcción de una escollera con el objeto de evitar que se produzcan nuevos movimientos. Más tarde, la estabilización requerirá la tramitación urgente de un proyecto para colocar una malla anclada mediante bulones.

El Departamento de Infraestructuras Viarias maneja una aproximación del coste que puede acarrear el desprendimiento del pasado día 3, cerca de 500.000 euros. Este gasto se suma a las actuaciones que ya estaban contempladas para este año por valor de millón y medio de euros. Las cifras atañen solo a actuaciones extraordinarias necesarias por la actuación del monte o el mar sobre la carretera.

No es difícil encontrarse con parches en forma de pequeñas obras que buscan mantener transitable y en condiciones de seguridad la carretera de la costa. Ahora que las miradas están centradas en la entrada del túnel de Santiago, en Zumaia, a pocos metros se puede apreciar una de estabilización en el talud de desmonte de la intersección con Askizu (Getaria). Se interviene sobre 70 metros de pared, donde se colocan malla y bulones para evitar que se caiga el monte. La actuación se inició en noviembre y se prevé finalizarla a finales de este mes por unos 290.000 euros.

También está en marcha, desde finales de septiembre del año pasado, la obra de refuerzo del muro de sostenimiento junto al Mirador de la Virgen de Itziar en Deba. El trabajo se quiere finalizar para finales de marzo, con un presupuesto de adjudicación de 1,24 millones de euros.

Otro zurcido a la maltrecha carretera se practicará a un kilómetro escaso del desprendimiento de Zumaia. En el p.k. 26,00 de la N-634, próximo a este municipio, se prolongará una pantalla dinámica para retener posibles derrumbes. La licitación de la obra se produjo el 29 de enero, el importe asciende a 540.000 euros y el plazo de ejecución será de tres meses.

Impacto del cambio climático

También se ha adjudicado la obra de estabilización de un muro de sostenimiento de la GI-638 por un importe de 228.000 euros y un plazo de ejecución de 2,5 meses. El objeto del proyecto es, de nuevo, estabilizar un muro de sostenimiento de 43 metros de longitud y 3,50 de altura próximo a Alcolea (Mutriku).

Pero además de estas actuaciones, necesarias para dar soluciones específicas de sostenimiento a problemas concretos, los destrozos del mar en los días de mayores inclemencias meteorológicas y la erosión constante han motivado un conjunto de obras englobadas dentro de un contrato de servicios que ascendió a 600.000 euros el año pasado y tiene asignado otro tanto para 2018.

Es el precio que tiene unir municipios costeros por carreteras expuestas a los golpes del mar y los movimientos del monte. Fuentes del Departamento de Infraestructuras Viarias explican que «la carretera N-634 y la GI-638 bordean el litoral marino y, por tanto, se encuentran expuestas a la acción erosiva del mar. El Cantábrico ejerce una intensa acción erosiva en los distintos elementos que constituyen la explanación de estas carreteras que, en su mayor parte, limitan con el mar mediante el correspondiente muro de costa, que es el elemento más expuesto».

Las previsiones no son demasiado halagüeñas. En este caso, las inversiones de hoy no garantizan la sostenibilidad de la carretera en el tiempo sin volver a meter más dinero en un saco sin fondo. De hecho, el Departamento foral de Medio Ambiente ha alertado de «la vulnerabilidad de nuestra costa ante el impacto del cambio climático» y expertos de Azti han recomendado asimismo reforzar diferentes puntos del litoral guipuzcoano.

Las citadas fuentes concluyen que «con motivo de los intensos temporales que con frecuencia afectan al litoral, se suelen producir deslizamientos de laderas y desprendimientos de rocas de los taludes de desmonte, debiendo adoptar el Departamento de Carreteras medidas de estabilización para intentar evitar daños que en ocasiones son de gran importancia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos