La carretera de la costa abrirá un carril con paso alternativo el próximo viernes

Las obras de estabilización del desprendimiento ocurrido en Zumaia hace un mes se terminarán en los próximos días

G. L. SAN SEBASTIÁN.

Las medidas estabilizadoras en la pared de Zumaia que sufrió un desprendimiento hace hoy un mes van por buen camino y el departamento de Infraestructuras Viarias espera poder abrir un carril con paso alternativo en la N-634 entre el citado municipio y Getaria el próximo viernes, día 9. El cumplimiento del plazo depende, no obstante, de que no se vuelvan a dar inclemencias meteorológicas que impidan el remate de la actuación. Hasta ahora se ha llevado a cabo la ejecución de una zanja drenante para evitar el aporte de agua a la ladera, se ha colocado una viga de hormigón anclada en la cima del talud y se construye una escollera con el objeto de evitar que se produzcan nuevos movimientos.

Una vez abierto un carril se procederá a la estabilización del talud de desmonte situado en la zona inferior de la ladera. Esta segunda fase consistirá en la colocación de una malla anclada mediante bulones y se estima que tenga una duración de dos meses.

No será el único trabajo en curso durante los próximos meses en la carretera de la costa. La Diputación hizo ayer pública la convocatoria para la contratación de las obras del proyecto de estabilización del talud de desmonte entre los puntos kilométricos 25,915 y 26,085 de la N-634, a menos de un kilómetro del desprendimiento de Zumaia en dirección Getaria.

La Diputación convoca la contratación de otra obra de estabilización cerca de Getaria por 0,5 millones

El valor estimado del contrato asciende a 538.748,85 euros, un importe similar a los 500.000 euros que se espera que acaba costando la reparación total del derrumbe de hace un mes. No obstante, esta segunda actuación, que se prolongará durante unos tres meses a partir de que empiecen las obras -los licitadores tienen desde ayer 26 días para presentar sus ofertas- no implica que se tenga que cerrar la carretera, tal y como ha ocurrido con el caso zumaiarra.

En cualquier caso, dicha vía sigue exigiendo constantes reparaciones que elevan la factura a unos 3 millones de euros anuales, según las actuaciones que la dirección de Carreteras ha acometido en los últimos dos ejercicios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos