Jornada caótica con colas kilométricas en la muga

Una vista de la cola de camiones este martes en la AP-8 dirección a Baiona./Arizmendi
Una vista de la cola de camiones este martes en la AP-8 dirección a Baiona. / Arizmendi

Las retenciones, que han llegado a primera hora de la tarde a los 19 kilómetros, bajan paulatinamente en Biriatou, en dirección Baiona

SONIA ARRIETA

La masiva afluencia de camiones tras el fin de la Semana Santa ha colapsado durante buena parte de este martes la AP-8 en Irun, además del peaje fronterizo de Biriatou, con colas que han llegado a los 19 kilómetros a mediodía, llegando hasta San Sebastián. Los vehículos pesados, que se dirigen hacia Baiona, se han encontrado con grandes retenciones en el carril derecho hasta pasadas las nueve de la noche, si bien se han ido reduciendo durante la tarde. El hecho de que en Francia el Lunes de Pascua también fuera fiesta es una de las razones de las colas de camiones en la muga, que se echaron a la carretera tras dos días festivos.

La situación de este martes contrasta si tenemos en cuenta que la tranquilidad fue la pauta común este lunes en las carreteras de la Comunidad Autónoma Vasca durante la operación retorno de Semana Santa. Apenas se registraron incidentes y las vías estuvieron prácticamente despejadas durante toda la jornada. Los doscientos agentes de la Ertzaintza desplegados por las carreteras apenas tuvieron que intervenir, a diferencia de la operación salida que resultó bastante más complicada con colas de hasta ocho kilómetros en la frontera. Donde sí se produjeron algunas retenciones a última hora de la tarde fue a la altura de Pancorbo (Burgos), dirección Vitoria.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos