Las intensas lluvias causan daños en puntos de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava

En Antzuola ha caído una fuerte tromba de agua. / J.L.

Se ha cortado la carretera GI-632 a la altura de Antzuola, que tiene varias calles inundadas, al igual que Bergara, y en la cuenca del Deba el río Aixola se ha alcanzado el nivel amarillo

SONIA ARRIETA

Las intensas precipitaciones que han comenzado a registrarse desde primeras hora de la tarde de esta tarde están afectando ya a Gipuzkoa, Bizkaia y Álava, que han estado en aviso amarillo hasta las 21 horas. El Departamento de Seguridad pide precaución a los conductores por la posible presencia de balsas de agua en las carreteras. Los principales daños en nuestro territorio se han producido en Antzuola.

Destaca que en Berastegi se han recogido 28.2 litros por metro cuadrado en una hora. La tormenta en Amurrio ha tenido una intensidad torrencial, con 50 litros por metro cuadrado en total, de ellos 48 en tan solo una hora.

En nuestro territorio a esta hora se encuentra cortada la carretera GI-632 a la altura de Antzuola debido a las balsas de agua en la calzada, que están provocando retenciones. Además, varios garajes se han visto afectados y ha entrado mucho agua en ellos. También se están registrando retenciones. Los bomberos se han trasladado a la localidad del Alto Deba ya que hay varias calles inundadas. También varias zonas de Bergara se han visto anegadas debido a una tromba de agua. En toda la costa del territorio, incluida Donostia, llueve con fuerza. Además, en la cuenca del Deba, el río Aixola ha alcanzado el nivel amarillo, aunque pocas horas después se ha normalizado la situación. La Ertzaintza ha destacado que por el momento no ha habido daños personales en Gipuzkoa como consecuencia de las intensas precipitaciones que se están registrando.

La Ertzaintza también ha compartido fotos de la localidad de Bergara tras las inundaciones.

Asimismo, la alerta amarilla por precipitaciones intensas para Euskadi también se está dejando notar esta tarde en Bizkaia. Fuertes lluvias, truenos y balsas de agua están provocando muchos problemas en las carreteras vizcaínas. En algunas zonas del territorio, se están registrando incluso tormentas de granizo, complicando aún más la circulación.

En la N-636, a su paso por Atxondo, una balsa de agua ha obligado a la Ertzaintza a cortar la carretera. Además, en la localidad del Duranguesado, varios garajes y viviendas se han visto afectados por el desbordamiento del río, por lo que los bomberos se encuentran trabajando en el lugar.

Situación en Atxondo.
Situación en Atxondo. / DV

Orozko es otro de los puntos donde más se están dejando notar las intensas precipitaciones. Según informa Euskalmet, a las 16.30 horas, en la estación de Areta se han registrado 30.3 l/m2 en tan solo 30 minutos. Además, hay un árbol caído en la calzada Larrondo y se está trabajando en su retirada.

También en territorio de Álava se han inundado numerosas calles y edificios bajos en los municipios de Llodio, Amurrio y Orozko, entre otros.

El Departamento de Seguridad activó ayer un aviso amarillo por fuertes lluvias, que estará vigente hasta las 21 horas de este domingo. La advertencia de las autoridades hace referencia a la posibilidad de que se produzcan precipitaciones intensas, que podrían superar 15 l/m2 en una hora en diversos puntos de la comunidad autónoma. La previsión habla de «chubascos débiles a moderados y tormentosos, que podrían ser localmente fuertes y acompañados de granizo. En zonas de tormenta se pueden producir rachas fuertes de viento».

Hasta primeras horas de la tarde de este domingo, toalla, bocadillo y una sonrisa ha sido el kit de la mayoría de los domingueros que han podido aprovechar la soleada mañana. El tiempo, al igual que ayer sábado, ha dado tregua durante la primera parte del día en la costa de Gipuzkoa y el buen tiempo ha animado a turistas y guipuzcoanos a disfrutar de los primeros días de la temporada de playa.

El lunes también se esperan cielos cubiertos, chubascos y descenso de las temperaturas. Según Euskalmet, los termómetros podrían bajar hasta 4-5 º C respecto a la jornada anterior, que sumados a la abundante nubosidad y a las precipitaciones propiciarán un ambiente otoñal para comenzar la semana. Además, el viento del oeste-noroeste arreciará por la tarde, haciendo que la segunda mitad del día sea aún más desapacible, no descartando tormentas puntuales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos