«Te cabrea que a estas alturas tengamos que pasar 32 horas sin electricidad»

Cientos de vecinos de Ordizia se quedaron sin luz ni calefacción el fin de semana por diversas averías en la red eléctrica

Germán García y Loli Sánchez pudieron apañarse con velas, linternas y un hornillo de camping para cocinar./FOTOS MARIN
Germán García y Loli Sánchez pudieron apañarse con velas, linternas y un hornillo de camping para cocinar. / FOTOS MARIN
A. S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN

Eran las cuatro de la tarde del sábado, día de Reyes. En muchas casas de Gipuzkoa se disfrutaba de la sobremesa con el roscón presidiendo la mesa. Pero en Ordizia el día de fiesta tuvo otro protagonista: la luz. O, mejor dicho, la falta de ella. Diversas averías en la red de suministro de Iberdrola dejaron a cientos de vecinos sin electricidad durante 32 horas, tal y como informó ayer el Ayuntamiento de la localidad. Un fin de semana sin luz, ni agua caliente, ni calefacción, en el peor momento, con un temporal de nieve que ha dejado temperaturas negativas en todo el interior de Gipuzkoa.

El apagón se produjo sobre las 16.00 horas. En casa de Miren Iraola tenían la lavadora y el lavavajillas en marcha. «Estábamos siete personas, y pensábamos que al rato volvería la luz», cuenta esta vecina del barrio de Majori. Con el paso de las horas, la impaciencia y el enfado empezaron a apoderarse de los afectados. «En casa tenemos todo eléctrico: el agua, la calefacción... Así que imagínate qué faena nos hizo», señala Miren, quien asegura que no es la primera vez que sufre cortes eléctricos en casa. «No tan graves como este, pero ya nos ha pasado, y mi mayor miedo era que se me estropeara algún electrodoméstico, como en alguna otra ocasión».

El corte afectó a los vecinos de Otegi Enea, Majori, Calderería y paseo Gernikako Arbola, que ayer no ocultaban su indignación. «Te cabrea que a estas alturas puedas quedarte sin luz más de 24 horas», señalaba Loli Sánchez. «Por suerte», asegura, contaban con un hornillo de camping que les permitió cocinar, y se valieron de velas y linternas para alumbrar la casa. «En todo el fin de semana no hemos salido, pero hay que ser positivo y pensar que los que se quedaron atrapados en la carretera por la nieve lo pasaron mucho peor que nosotros», se consuela la ordiziarra.

Lo peor para la mayoría de vecinos afectados fue el frío. Las fuertes nevadas que afectaron al interior del territorio guipuzcoano dejaron los termómetros bajo cero. Sin calefacción, en Ordizia tiraron de abrigos y mantas. «Te apañas como puedes, pero cuando tienes niños o personas mayores lo pasan peor. Mi madre está muy mayor y estar sin luz ha sido muy incómodo. Nosotros salimos a casa de un familiar para asearnos y calentar la comida, pero el día tampoco estaba para coger el coche. Además, el ascensor no funcionaba y mi madre no podía bajar por las escaleras», relata Miren Iraola.

Iberdrola activó dos grupos electrógenos de manera provisional, a la espera de una solución definitiva

El Ayuntamiento de Ordizia insta a los afectados a presentar reclamaciones

Ionela Predescu, del Bar Nerea de Ordizia, afirma que este ha sido un fin de semana «horrible», informa . «Nos quedamos el sábado por la tarde sin suministro eléctrico, con el bar a pleno rendimiento. Lo solucionamos poniendo velas en las mesas, pero la luz no volvió hasta el domingo a las nueve de la noche, por lo que hemos perdido las cenas del día 6, y todas las comidas del día 7», resume. También parte de la carne que guardaba en las cámaras frigoríficas se ha malogrado, por no hablar de que el grueso del negocio ha estado parado, con aparatos tan básicos como el lavavajillas o la cafetera fuera del servicio.

Tras el mal trago de no poder responder a la clientela, Ionela Predescu, piensa ahora en cómo recuperar parte de lo perdido. «Son dos días muy fuertes de trabajo y mira, no sé qué voy a hacer, pero no me voy a quedar de brazos cruzados», asegura, en referencia a reclamar posibles indemnizaciones.

Más

Aunque Iberdrola anunció el sábado que el corte iba a tener solución en breve plazo, los vecinos no encontraron más que una sucesión de prórrogas, lo que generó auténtica frustración. La empresa eléctrica recurrió a dos grupos electrógenos como medida para solventar el problema. Los últimos vecinos en volver a disponer de suministro eléctrico lo hacían, con alguna ida y venida, sobre las doce de la noche del domingo.

El Ayuntamiento de Ordizia emitió ayer un comunicado en el que señaló que la solución adoptada por Iberdrola es «provisional» y que se espera solventar el problema de forma definitiva «en unas semanas». Desde el Consistorio insistieron en que este es un problema «que se sufre en la zona desde hace años en forma de cortes de luz, pequeños, pero bastante habituales». Emplazaron a las personas afectadas a realizar las reclamaciones pertinentes, a la vez que recomendaron «revisar los seguros de vivienda, ya que habitualmente prevén compensaciones para daños ocasionados por inclemencias climatológicas».

Sin luz también en Leitza

En el municipio navarro de Leitza, el temporal de nieve también afectó al suministro eléctrico el sábado, informa . Miles de personas se quedaron sin luz y sin calefacción durante 35 horas. «Iberdrola tardó aproximadamente 26 horas en restablecer el suministro de forma provisional a través de generadores», denunció ayer el alcalde, Mikel Zabaleta. Cuando se daba por hecho el restablecimiento completo del suministro en todo el núcleo urbano, uno de los generadores instalados falló. De acuerdo a la versión municipal, el dispositivo dejó de funcionar al «agotarse el combustible». La operación para solucionar dicha incidencia se alargó durante otras nueve horas, por lo que algunos vecinos estuvieron casi 35 horas a oscuras, y pasando frío.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos