En busca de unas fiestas diferentes

Cada vez son más lo que se decantan por escapadas navideñas a destinos de sol y playa. /  DV
Cada vez son más lo que se decantan por escapadas navideñas a destinos de sol y playa. / DV

Cada vez son más los guipuzcoanos que huyen del frío y eligen temperaturas cálidas para las escapadas navideñas, con Canarias como principal destino

JUDITH URQUIJO SAN SEBASTIÁN.

Aquello de que 'volvemos a casa por Navidad' está más cerca de convertirse en un viejo mensaje publicitario que en una realidad. Cada vez se viaja más en estas fechas y no solo en Nochevieja. Tal y como revelaba recientemente un informe de TripAdvisor sobre tendencias de viaje, tres de cada diez españoles prevén viajar en Nochebuena, Nochevieja o Reyes.

Gustan los entornos rurales, pero también los hoteles de lujo para las grandes cenas de estas fiestas. Además, cada vez son más los que huyen del frío y buscan temperaturas más cálidas. Las reservas para pasar las Navidades en destinos 'calientes' han aumentado este año un 20% con respecto al mismo periodo de 2016, según datos de la agencia de viajes Rumbo.

Canarias sigue siendo el destino estrella, y concretamente el más reservado en Gipuzkoa. «Es el destino más buscado. La gente está harta del frío y la lluvia y quiere calor pero sin irse demasiado lejos. Canarias la tenemos a cuatro horitas, es muy cómodo», explica Alaitz Ilarraz, asesora de viajes de 'B the travel brand', en San Sebastián. Playa, sol, grandes hoteles y atardeceres de ensueño. Suena muy bien pero se trata de un capricho que no está al alcance de todos. Una semana en Canarias con media pensión y en un buen hotel cuesta al rededor de 1.500 euros por persona, por lo que es una experiencia que no está al alcance de todos los bolsillos.

Aunque también hay una clara tendencia entre las familias con hijos a pasar estas fechas en las tradicionales en las pistas de esquí. Sierra Nevada, Baqueira Beret, Formigal y Andorra son los destinos elegidos para aquellos amantes de la nieve, ya que ofrecen una variedad infinita de ocio y de deporte. Además, actualmente algunos de ellos han diseñado un programa para la Navidad con actividades dirigidas fundamentalmente a niños y familias, y en el que los descensos de Papa Noel y los Reyes Magos y las campanadas de Nochevieja son el eje central del periodo vacacional.

También las estaciones de esquí del Pirineo francés ofrecen en Navidad un buen número de actividades diferentes, más allá de la bajada de las pistas. Y es que el Pirineo francés es una de las mayores superficies esquiables de Europa. No solo ofrece la posibilidad de hacer deporte, sino que cuenta con 40 resorts, 15 centros termales y medio millar de actividades relacionadas con la nieve. Cuatro de las estaciones tienen el sello de calidad Famille Plus, es decir, que son reconocidas por garantizar la mejor experiencia familiar en la nieve. Son las más cercanas al País Vasco (Saint Lary y Peyragudes en los Altos Pirineos), y Font Romeu y Les Angles, en los Orientales, «que se pueblan de vascos estos días», según las agencias de viaje consultadas.

Por otro lado, cada vez son más los abuelos que se decantan por pasar la Nochevieja fuera de casa. «Y como tampoco quieren irse muy lejos, optan por el sur de España o las Islas Canarias como destinos principales», apunta Alaitz Ilarraz de 'B the travel brand'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos