Un 'Black Friday' a medio gas en Gipuzkoa

Las ventas en la jornada de descuentos que abre la campaña de Navidad se concentra en grandes superficies y tiendas de electrónica y moda, pero queda lejos de beneficiar al pequeño comercio

Una mujer entra en una tienda con descuentos por el 'Black Friday' en el centro de San Sebastián./Lobo Altuna
Una mujer entra en una tienda con descuentos por el 'Black Friday' en el centro de San Sebastián. / Lobo Altuna
JUDITH URQUIJOSan Sebastián

El 'Black Friday', esa jornada de descuentos importada hace seis años de EE UU con la que el comercio inaugura la campaña de Navidad, se ha desarrollado este viernes en Gipuzkoa a medio gas. A la espera del balance que puedan hacer las asociaciones de comerciantes, el incremento de ventas parece concentrarse en los grandes almacenes y en sectores concretos como electrónica y moda, pero sin que se haya producido un mayor consumo de forma generalizada ni esté beneficiando a una mayoría de establecimientos. Y eso que este año se han sumado a la iniciativa actividades tan diversas como seguros, tratamientos de belleza, y hasta clínicas dentales y farmacias.

Bastaba darse una vuelta por el centro de San Sebastián durante la mañana o la tarde para comprobar que, efectivamente, el 'viernes negro' ha animado a más personas de lo habitual a acercarse a las tiendas en busca de ese chollo que prometen las campañas de promoción. Así, el aspecto que ha ofrecido durante la mañana la zona comercial en torno al mercado de San Martín se asemejaba más al de un sábado de primavera que al de un lluvioso viernes de noviembre. Más afluencia de público, sí, pero...

«Entra más gente, pero echan un vistazo y se van, no estamos vendiendo más», coinciden varios pequeños comerciantes de la zona. Algunos de ellos, como la zapatería infantil Txirristra, ni siquiera se ha sumado a la iniciativa. «Va en contra de mis principios», apunta su responsable. «No le veo sentido a que si un zapato ayer costaba 20 euros, hoy tenga que costar 15 y mañana otra vez 20», sentencia.

Esta comerciante está en la línea de la mayoría de asociaciones del sector en Gipuzkoa, que no ven con buenos ojos el 'Black Friday' , ya que con los años han constatado que, lejos de beneficiar al pequeño comercio, «paraliza las ventas en las semanas previas y beneficia especialmente a las grandes superficies». Por ello muchos de ellos apuestan por iniciativas alternativas con idea de atraer al consumidor más allá de este día

Es lo que sucede con FNAC y Zara, donde sí se aprecia una afluencia superior a la habitual. Sobre todo en la tienda de moda del grupo Inditex, donde las colas en las cajas son importantes y son numerosas las clientas que salen con varias prendas recién adquiridas. Es el caso de Ane, que acaba de comprar tres abrigos y cuatro pantalones. A la salida de la tienda explica que «hay que aprovechar que está todo al 20% y adelantar algunos regalos de Navidad y, de paso, comprar alguna prenda para mí».

«No todo está rebajado»

Más decepcionada salía una pareja de FNAC, que no ha encontrado la oferta que esperaba. «Veníamos buscando un ordenador con unas características concretas, y hemos esperado dos semanas para comprarlo por si hoy estaba más barato, pero hemos comprobado que hay ofertas solo en un número determinado de productos, no en todos, y lo que nosotros buscamos está al mismo precio de siempre», lamentan.

Los hay que merodean en busca de alguna ganga pero con la tranquilidad de tener «los deberes hechos». Es el caso de Julen y Ander, dos amigos que ya han comprado de madrugada por internet los artículos de electrónica que quieren y que hoy simplemente pasean por el centro «por si vemos algún chollo». Son de los que consideran que «los verdaderos chollos del 'Black Friday' están en las plataformas de comercio online, más que en las tiendas físicas», ya que por internet «el catálogo y la competencia es mayor y, en consecuencia, las ofertas son más importantes».

El consejo

Unos venden más, otros menos o lo mismo, los descuentos pueden ser simbólicos o realmente extraordinarios, pero lo cierto es que el 'Black Friday' está presente ya en gran parte de los escaparates como reclamo y cada año son más los establecimientos de diferentes sectores los que se suman a la iniciativa, con la esperanza de que esas dos palabras en inglés capten la atención de los consumidores y permitan un repunte de las ventas.

Es el caso de la farmacia Ruiz de Azua, que este viernes y sábado ofrece descuentos en aquellos productos en los que puede ofrecerlos, como los de cosmética. O la clínica dental Ansa, que también ofrece este viernes más baratos algunos de sus tratamientos. O, en el mundo del cuidado personal, Germaine de Capuccini, donde José Ramón, maquillador, pide a las autoridades que adelanten la instalación de la decoración navideña en la ciudad, ya que serviría para vincular aún más el 'Black Friday' con las Navidades y «posiblemente esta iniciativa tendría más tirón».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos