Biodonostia medirá la incidencia de la incineradora en la atmósfera y la salud de las personas

Imagen virtual de la incineradora de Zubieta. /
Imagen virtual de la incineradora de Zubieta.

La Diputación adjudica a este centro el estudio epidemiológico que incluirá análisis a personas que viven cerca de la planta

GAIZKA LASA

Biodonostia realizará a partir de este mismo mes de julio y hasta diciembre de 2019 el conjunto de pruebas contempladas en su estudio epidemiológico para comprobar la incidencia de la incineradora en la contaminación atmosférica y la salud de las personas. La finalidad del trabajo será, según la Diputación Foral de Gipuzkoa, “garantizar el cumplimiento de los criterios de salud pública y que el funcionamiento de la infraestructura no tiene una incidencia significativa en los niveles de contaminación de la zona”. La institución foral ha anunciado hoy la adjudicación del estudio a Biodonostia con un presupuesto que asciende a 450.000 euros más IVA.

El diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio (PSE), ha señalado que “tenemos la certeza de que se cumplen los requisitos europeos pero queremos garantizar la aplicación de los criterios de sostenibilidad ambiental y salud pública”. Por ello, coincidiendo con la fase de construcción de la planta (2017-2019), previa a su puesta en marcha, se realizará un estudio epidemiológico para determinar los valores de exposición a contaminantes de los habitantes próximos al complejo y cuyos resultados servirán para comparar los valores previos y garantizar que no se superen en el futuro y que el funcionamiento de la planta no incida en ellos. En este sentido, el responsable foral ha indicado que para garantizar el rigor científico y la total imparcialidad de la información, se ha realizado un concurso público en el que la mejor propuesta ha sido presentada por Biodonostia, “un centro independiente y de gran prestigio”.

El estudio solicitado contempla tres líneas de trabajo. Cada línea contará con un experto y un director de estudio con amplia experiencia en el campo de la epidemiología. Las líneas de trabajo serán: evaluación de la exposición a contaminantes atmosféricos en aire; evaluación de la exposición a contaminantes a partir de análisis de biomarcadores; evaluación de la salud a corto y largo plazo. La medición de la exposición a contaminantes en aire se realizará a través de captadores atmosféricos y la de biomarcadores, a través de muestras recogidas en la población. Las mediciones realizadas en la zona expuesta se contratarán con las que se realicen en una zona alejada de la planta, que se denomina zona de control.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos