«Los ayuntamientos no pueden igualar nuestras infraestructuras»

Añarbe ofrecerá al Ayuntamiento gestionar sus depósitos propios dentro de su vocación de «prestar un servicio mancomunado»

G. L. USURBIL.

El alcalde de Usurbil, Xabier Arregi, subrayó la idea de que, después de conocerse la presencia de bacterias en el depósito de Erroizpe, «se va a invertir en tratamiento y control». Afirmó que «todo lo que sea mejorar instalaciones y tratamientos lo vamos a acometer» y adelantó que el Ayuntamiento está hablando de estos temas con Aguas del Añarbe, con quien mantiene un «espíritu de colaboración».

La voluntad de llegar a diferentes acuerdos es si cabe más férrea por parte de la mancomunidad de aguas. Su director, Joxean Ercilla, reconoció que «defendemos nuestra gestión y en las conversaciones que tengamos con Usurbil barajaremos opciones de ver cómo se puede mancomunar el servicio. Pasaremos una propuesta al Ayuntamiento y ya se verá».

El responsable de Añarbe manifestó su interés por «mantener esas captaciones municipales existentes en cuanto a que los episodios de sequía son cada vez mayores y no estamos para renunciar a ninguna concesión», aunque reiteró que «Añarbe tiene vocación de prestar servicio mancomunado». Llegó a dibujar incluso el escenario de que «si Usurbil consumiera cien por cien de Añarbe, Aguas de Añarbe se haría con el control del depósito de Erroizpe aunque la distribución en baja a la población sería del Ayuntamiento».

Ercilla justificó su postura al apreciar que el sistema Añarbe, que es mancomunado, «tiene unos recursos y unas infraestructuras que uno por uno los ayuntamientos no pueden igualar. El nivel de infraestructuras que tiene la mancomunidad para el control no lo va a alcanzar un municipio pequeño». Desveló qué otros pueblos recurren también a fuentes propias de agua. Se trata de Oiartzun -el más independiente en este sentido-, Lezo, Pasaia, Urnieta y Hernani, aunque éste último se sirve prácticamente al cien por cien de Añarbe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos