Donostia se prepara ante el aviso de oleaje

El Paseo Nuevo, el de Leizaola y el Peine del Viento se cerrarán el sábado por la tarde a vehículos y peatones debido al aviso amarillo

El Paseo Nuevo cerrado a vehículos y peatones durante una jornada de oleaje anterior./Lobo Altuna
El Paseo Nuevo cerrado a vehículos y peatones durante una jornada de oleaje anterior. / Lobo Altuna
DV

Olas que pueden alcanzar entre 4 y 5 metros de altura. Esa es la previsión que se espera para este fin de semana y que ha hecho que el Departamento Vasco de Interior haya activado el aviso amarillo para el sábado y el domingo. La altura de las olas se situará primero en los 3,5 metros pero por la tarde-noche aumentará hasta los 4 o 5 metros, sobre todo en torno a la pleamar prevista para las 18.20 horas.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología ha informado de que el riesgo por impacto en la costa comenzará el sábado a las 16.00 horas y se prolongará hasta las 20.00 horas, mientras que el aviso amarillo para la navegación en las dos primeras millas se extenderá desde el mediodía hasta la medianoche.

Zonas cerradas en Donostia

Ante esta situación, el departamento de Protección Civil del Ayuntamiento de Donostia ha tomado la decisión de cerrar el sábado por la tarde el paso tanto para vehículos como para peatones al Paseo Nuevo. Además, se retirarán los vehículos estacionados en el Paseo Nuevo, en el Paseo Salamanca entre la calle Soraluce y la Sociedad Fotográfica.

Asimismo, las líneas de costa del Paseo de Leizaola (espigón de la Zurriola) y del Peine del Viento (Eduardo Chillida Pasealekua) tampoco podrán ser transitadas por vehículos ni peatones. Además, durante ese periodo de tiempo, la acera y el bidegorri del puente del Kursaal (el lado próximo al mar) podrán sufrir algún corte dependiendo de la situación. El acceso y salida de Urgull por la Ermita también permanecerá cerrado.

En cuanto a las temperaturas, este sábado los cielos estarán muy nubosos, habrá precipitaciones, especialmente en la vertiente cantábrica durante la mañana, se registrarán rachas fuertes de viento del noroeste en el litoral y en el Valle del Ebro, y las temperaturas máximas experimentarán un notable descenso.

El domingo, los cielos seguirán nubosos

El domingo los cielos seguirán nubosos, con precipitaciones débiles en la vertiente cantábrica, localmente moderadas en el litoral, aunque por la tarde-noche tenderán a remitir y las temperaturas se mantendrán sin cambios o en ligero descenso. Respecto al aviso amarillo, se mantendrá el aviso por impacto en la costa entre las 05.00 y las 08.00 horas, ya que la pleamar será a las 6.35 horas de la madrugada, pero la altura de las olas será algo menor que el sábado, en torno a los 4 metros. Para la navegación el riesgo se prolongará durante toda la madrugada hasta las tres de la tarde.

Fotos

Vídeos