Un aumento de plantilla de 62 profesionales

La nueva configuración del servicio de bomberos de Gipuzkoa centrará su esfuerzo inversor en el capítulo de personal. El plan conlleva un aumento de plantilla que permitirá que los parques cuenten con más bomberos por cada turno y facilitará una gestión del personal disponible en las guardias, además de poder asumir las posibles bajas. La redistribución de bomberos en las zonas que presentan mayor número de riesgos supondrá la presencia de un mayor número de bomberos, que pasarán de los 53 actuales de guardia con un mínimo de 48, a ser 63 efectivos, manteniéndose el actual número mínimo de guardia. La ampliación supondrá u n incremento de 62 personas operativas en toda Gipuzkoa, 59 del servicio foral y 3 del servicio municipal. La Diputación tendrá que convocar, para ello, distintas OPEs en los próximos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos