Arriola descarta crear un nuevo organismo autónomo para gestionar la vivienda

El departamento cree «innecesario» constituir otra entidad, según marca la ley, ya que la estructura actual «es plenamente operativa»

A. C. SAN SEBASTIÁN.

El departamento de Vivienda del Gobierno Vasco descarta por el momento crear un nuevo organismo autónomo que gestione de forma unificada todo lo relativo a la vivienda protegida porque lo ve «innecesario» y supondría reestructurar un servicio que «ya funciona» y está «plenamente operativo». La respuesta del equipo de Iñaki Arriola a una pregunta parlamentaria viene derivada de uno de los artículos que marcaba la propia ley que se aprobó en 2015, en la que se contemplaba la constitución de «un organismo autónomo, con el objeto de integrar las diferentes empresas públicas y organismos existentes» en esta materia «en el momento» que la ley obtuvo la luz verde del Parlamento.

Dos años después, y con una estructura del Gobierno Vasco también diferente a la de la anterior legislatura -cuando no existía una consejería específica para vivienda-, el departamento actual cuenta con un departamento propio del que penden una viceconsejería de vivienda, y dos direcciones: de Vivienda y Arquitectura, y de Planificación y procesos operativos de vivienda. A eso, se añaden las dos sociedades públicas encargadas de la promoción de inmuebles, Visesa, y de la gestión del parque de alquiler, Alokabide.

Un conglomerado «bien engranado» que, según detalla también uno de los últimos informes elaborados por el Observatorio Vasco de la Vivienda, se completa con los ayuntamientos y las sociedades públicas dependientes de ellos como Donostiako Etxegintza o Irunvi; por las diputaciones encargadas del ámbito fiscal; y por las gestiones realizadas desde los servicios sociales que gestionan algunas ayudas a la vivienda.

«El sector de la vivienda ha sido y es, quizás, uno de los más regulados», defiende Arriola, que ve «innecesario dotar de prioridad, en el momento actual, a la creación de un organismo autónomo como el planteado» en la ley. Un organismo, alegan, que se incluyó en la norma vasca por las anteriores configuraciones del Ejecutivo de Vitoria, que aunaba bajo una misma dirección la Vivienda y los Asuntos Sociales. Reestructurar ahora el organigrama resultaría más contraproducente, defienden.

Fotos

Vídeos