Arrasate reventó el termómetro en Euskadi, con 38 grados

Momento del rescate en La Concha.
Momento del rescate en La Concha. / @HOBERENA

La galerna no fue tan virulenta como se esperaba, aunque el mercurio descendió al menos diez grados

IRAITZ VÁZQUEZSAN SEBASTIÁN.

El buen tiempo del fin de semana tuvo su continuidad durante buena parte de la jornada de ayer. El intenso calor provocó que el mercurio superara los 35 grados en buena parte de Gipuzkoa, donde el bochorno fue el gran protagonista. La esperada galerna que entró a media tarde desde el oeste hizo que las temperaturas se desplomaran diez grados en menos de media hora, aunque no fue tan virulenta como se anunciaba. Las rachas de viento hicieron acto de presencia a última hora de la tarde, lo que conllevó a muchos bañistas y usuarios de las playas a abandonar a la carrera los arenales. El aviso amarillo por fuertes tormentas estuvo activado hasta la medianoche.

LA CIFRA78
km/h
LA CIFRA78
alcanzaron las rachas de viento en la isla de Santa Clara de San Sebastián, mientras que en Lekeitio el viento llegó a soplar hasta los 75 km/h.

La jornada comenzó con un calor asfixiante en todo el territorio pero las comarcas del interior fueron las que más sufrieron. Gipuzkoa registró las temperaturas más altas de Euskadi. En Arrasate por ejemplo se llegaron a alcanzar los 37,8º, mientras que en Miramón el mercurio subió a los 37,4º al mediodía. La gente tuvo que improvisar para aliviar el calor. Fuentes, piscinas y las playas fueron los mejores refugios para los guipuzcoanos. En el Boulevard de San Sebastián se vieron largas colas para refrescarse en las fuentes.

El calor sofocante también provocó que varias personas tuvieran que ser rescatadas de los arenales guipuzcoanos después de sentirse indispuestas por las altas temperaturas aunque en general «la jornada fue tranquila», según señalaron fuentes de la Cruz Roja de Gipuzkoa. El rescate más aparatoso tuvo lugar en San Sebastián donde los Bomberos de la capital guipuzcoana evacuaron a una mujer de avanzada edad, que se encontraba indispuesta, en la zona del Pico del Loro de la playa de La Concha. Tuvieron que utilizar la escala de uno de sus camiones para poder elevar la camilla directamente hasta el paseo, al no poder hacerlo por las escaleras. Una ambulancia de Osakidetza trasladó a la mujer al Hospital Universitario Donostia para que pudiera ser atendida. Además, en la playa de Deba un bañista tuvo que ser rescatado del agua por los socorristas después de que tuviera problemas mientras permanecía en el agua.

Las altas temperaturas y los cielos soleados dieron paso a las nubes y al fuerte viento a media tarde. Aunque se esperaba que la galerna pudiese entrar en torno a las 17.00 horas, el mal tiempo se hizo de rogar y hasta las 18.45 horas no comenzaron a notarse sus consecuencias, sobre todo en la costa guipuzcoano. El primer efecto del cambio de tiempo y, la que más se notó, fue la bajada de las temperaturas. En algo más de media hora el mercurio se desplomó en todas las comarcas del territorio. En Zumaia, por ejemplo, a las seis de la tarde los termómetros marcaban 31º, mientras que una hora más tarde los valores se quedaron en los 23º. En buena parte del territorio esta fue la tónica de la tarde noche de ayer.

De oeste a este

Las consecuencias de la galerna comenzaron a notarse primero al oeste de la CAV. El cambio entró por Bizkaia, por Punta Galea, donde para las cinco de la tarde el temporal provocó que muchas de las playas tuvieran que ser evacuadas. En San Sebastián, por ejemplo los socorristas tuvieron que acudir hasta el gabarrón situado en medio de la bahía, de donde los bañistas no podían salir por sus propios medios debido al fuerte oleaje y a las intensas rachas de viento que empezaron a soplar. Desde la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, registraron rachas de viento de hasta 78 km/h, a última hora de la tarde en la isla de Santa Clara. En Lekeitio, la cifra llegó hasta los 75 km/h.

El mal tiempo continuará esta tarde en Gipuzkoa, y aguará la fiesta (o al menos la dejará pasada por agua) a localidades como Donostia, Azkoitia, Zumarraga o Deba que están en plena celebración de sus fiestas.

Tal y como anuncia la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, se prevé un descenso de las temperaturas y lluvia. Los chubascos se darán principalmente de madrugada y primeras horas del día. Por la tarde-noche, las precipitaciones se concentrarán de forma más probable en puntos del este del territorio. El viento soplará del norte y las temperaturas bajarán, sobre todo en el litoral, donde se situarán entre los 22 y 23 grados. En el interior, en el sur de Álava, la bajada será menos brusca.

Fotos

Vídeos