«El chófer se ha lanzado contra el muro para evitar una tragedia»

Vídeo: El camión accidentado, ardiendo en el peaje de Irun / Bomberos de Irun

Un tráiler ardió en el peaje de Irun tras chocar contra uno de los muretes de hormigón después de que le fallaran los frenos

IRAITZ VÁZQUEZ

Por suerte todo quedó en un enorme susto. Si no hubiera sido por la pericia del conductor del camión de la marca DAF, ahora se estaría hablando de una auténtica tragedia. Un tráiler ardió ayer a mediodía en el peaje de Irun de la autopista AP-8, después de chocar contra uno de los muros de cemento que separan las cabinas de cobro. Al parecer, el chófer perdió el control por un fallo en los frenos delanteros y tras el impacto logró abandonar el vehículo. En su apresurada salida de la cabina resultó herido leve, aunque no tuvo que ser trasladado a ningún centro hospitalario, según señalaron fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

A las 13.40 horas, los servicios de emergencia recibieron el aviso. El camión matriculado en Ucrania que transportaba productos de cosmética acababa de chocar contra uno de los muros de cemento y había comenzado a arder. Inmediatamente, los bomberos del parque de Bidasoaldea acudieron al lugar para sofocar las llamas. «No ha sido una intervención excesivamente peligrosa, no ha tenido mayores complicaciones», señaló uno de los mandos que tomó parte en las labores de extinción. Más dificultosas resultaron las tareas para contener el vertido del gasóleo del vehículo pesado. «Hemos tenido que realizar un trasvase porque ha habido una fuga», explicó.

Desvíos

Según señalaron estas mismas fuentes, la causa del accidente pudo estar provocada por un fallo en los frenos del camión. Al parecer, el conductor perdió el control del vehículo cuando se acercaba al peaje de la AP-8 en Irun. Para no chocar contra las cabinas de cobro, el chófer intentó conducir el camión hasta la salida de Irun, pero no pudo evitar el impacto contra un muro de hormigón situado a la derecha del peaje. «Lo primero que ha ardido ha sido la parte delantera del camión. Se le han podido bloquear los frenos», explicaron. «Ha conseguido evitar una tragedia», señalaron testigos del accidente.

A consecuencia del siniestro, la salida de Irun-Ventas de la autopista quedó cortada durante buena parte de la tarde. Los vehículos fueron desviados dirección Behobia, pero los que se dirigían a Irun se pudieron reincorporar a la salida tras la báscula de la Diputación situada justo después del peaje. El lugar del accidente registró retenciones que llegaron hasta los tres kilómetros de longitud en el sentido a Behobia.

Este ha sido el accidente más aparatoso que han registrado las carreteras guipuzcoanas durante este largo fin de semana. Desde Bidegi preveían que este final de julio podían circular cerca de 170.000 vehículos por las carreteras del territorio. La jornada más complicada fue la del pasado sábado. Pasadas las nueve de la mañana ya se acumulaban 7,5 kilómetros de colas en el peaje de la AP-8 en Irun en dirección a Bilbao. También se produjeron colas de 2 kilómetros en la zona de Orio y otros 2 en el acceso de la AP-8 a la AP-1, en Elgoibar. Se esperaba el paso de 57.000 vehículos.

Los responsables de la agencia foral también han reforzado sus dispositivos este fin de semana para conseguir minimizar las consecuencias que puede acarrear este abultado flujo de vehículos. Así, durante todo el fin de semana han mantenido abiertas las trece cabinas del peaje de Irun. Este año, además, el coste del paso por los peajes se ha redondeado a la baja, de 2,43 euros ha pasado a 2,40, con el objetivo de facilitar los cambios y agilizar los tránsitos, explicaron desde Bidegi. Esta nueva tarifa está en vigor desde el pasado 21 de julio hasta el 3 de septiembre, ambos incluidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos