Aplican veintidós puntos a un joven bilbaíno tras recibir otro botellazo en el Carnaval de Tolosa

Una vista de la calle Rondilla, donde sucedieron los hechos. / IÑIGO ROYO
Una vista de la calle Rondilla, donde sucedieron los hechos. / IÑIGO ROYO

Un desconocido arrojó el envase de vidrio sin que, al parecer, existiera un altercado previo

J. PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

Dos agresiones empañan el balance de los carnavales de Tolosa de este año. Al ataque sufrido por un menor latinoamericano tras recibir un botellazo en la cabeza y que le mantiene en coma inducido, hay que añadir una segunda agresión que se conoció ayer, también con una botella, sobre un joven vizcaíno al que tuvieron que aplicarle una veintena de puntos de sutura. Fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco informaron de que los hechos tuvieron lugar sobre las 12.30 horas del lunes pasado en la calle Rondilla. La víctima se había trasladado el domingo a la villa foral a disfrutar de uno de los días más señalados de la fiesta. En circunstancias que están siendo investigadas por la Ertzain-tza, el joven, de 25 años de edad y vecino de Bilbao, sufrió el impacto de un botella de vidrio en la cara que había sido arrojada por un desconocido, sin que aparentemente hubiese existido incidente previo alguno. Tras el golpe, la víctima sufrió una brecha en el rostro y fue evacuada a un centro sanitario donde le aplicaron veintidós puntos de sutura, según explicó la madre a la emisora Radio Bilbao.

La Policía mantiene abierta una investigación para identificar al autor del botellazo y aunque disponen de datos que permiten saber qué cuadrillas se encontraban en las inmediaciones, reconoce que la tarea no resulta sencilla.

Este caso se suma al del menor que la noche del jueves fue atacado por cuatro jóvenes de nacionalidad rumana, uno de los cuales le propinó un botellazo en la cabeza que le produjo una fractura de base de cráneo. La víctima se encuentra en estado de coma en la UVI del Hospital Donostia. Los cuatro presuntos agresores fueron detenidos por la Ertzaintza y tras ser conducidos al Juzgado de Guardia de Tolosa quedaron en libertad con cargos.

El menor latinoamericano continúa en estado de coma inducido en el Hospital Donostia

Los ataques con botella se vienen sucediendo con relativa frecuencia. Ayer se dio otro nuevo caso en Donostia. Una mujer que circulaba en una bicicleta recibió el impacto de un envase en la Avenida de Navarra. La mujer fue trasladada al ambulatorio de Gros donde fue atendida. Agentes de la Ertzaintza desplazados al lugar identificaron al presunto agresor que, al parecer, presenta algún tipo de trastorno mental.

Otras noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos