Antecedentes que defienden la libre actividad turística

El informe de la Autoridad Vasca de la Competencia, al que le seguirá otro jurídico-económico sobre la actual situación de los pisos turísticos en las tres capitales vascas, no supone una novedad en su argumentación. La entidad vasca defiende, en su escrito, la libre competencia en torno a una actividad económica, la del alquiler turístico, y denuncia «las barreras» no justificadas que, a su juicio, establece el PGOU de San Sebastián actual y, aunque más «suavizadas», la nueva ordenanza prevista. Limita en ese sentido la potestad del Ayuntamiento para restringir -en base a barrios, plantas o metros cuadrados- el alquiler de pisos turísticos y propone en exclusiva a las comunidades de propietarios dicha decisión.

De manera similar, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia recurrió el pasado año las normativas autonómicas de Castilla y León y Galicia, al entender que restringían la competencia a la hora de emprender una actividad económica con pisos turísticos. La CNMC se oponía, entre otras medidas, a que los ayuntamientos pudieran limitar el número de viviendas destinadas al alquiler turístico. Una alineación que concuerda con la del organismo vasco, y que ya supuso un preaviso para Donostia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos