Frustración y llantos por el cierre del instituto de Bidebieta

Una alumna sale del Instituto Bidebieta, que dentro de dos cursos cerrará sus puertas./SARA SANTOS
Una alumna sale del Instituto Bidebieta, que dentro de dos cursos cerrará sus puertas. / SARA SANTOS

«Algunos alumnos se han echado a llorar al saber que el instituto cierra». La dirección asegura que la decisión de cerrar el centro público de Bidebieta en el curso 2019/2020 ha sido tomada por Educación

AIENDE S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

No fue fácil trabajar ayer en el Instituto de Bidebieta de San Sebastián. La noticia de que el centro público cerrará dentro de dos cursos cayó como un jarro de agua fría entre profesores y alumnos. Una delegación del Departamento de Educación del Gobierno Vasco les comunicó la noticia en una reunión en la tarde del miércoles, una decisión que desde la dirección afirman que empezó a barruntarse en el mes de julio.

La razón con la que el Departamento que dirige Cristina Uriarte ha justificado el cierre es el importante descenso en las matriculaciones que ha sufrido el centro en el último curso. Los datos no dejan lugar a dudas. Si en el curso 2016/2017 se matricularon 30 niños para comenzar 1º de ESO, en el presente tan solo se han registrado 12 nuevas matriculaciones. Lo mismo ocurre con el primer curso de bachillerato. El curso pasado se recibieron 41 matriculas, mientras que en este 2017/2018 hay 24 alumnos.

«Los datos están ahí y no los podemos negar», reconoce Juan Carlos Comas, director del Instituto de Bidebieta. «Pero no podemos olvidar que este centro ofrece un servicio público, y creo que es muy triste que el barrio y sus alrededores pierdan una escuela pública, porque hacemos una gran labor social».

«Los datos no se pueden negar, pero es muy triste que Bidebieta pierda una escuela pública»

La dirección tiene claras las razones por las que las matriculaciones han bajado en picado. «Nosotros nos nutrimos principalmente de los niños que vienen del colegio Mendiola, que está en Bidebieta, y del Karmengo Ama, que está en Trintxerpe. Pero el año pasado este último amplió su oferta escolar a ESO y Bachiller, por lo que los 15-20 alumnos que llegaban cada año de allí los hemos perdido», señala Comas.

De la remodelación al cierre

Antes de que se tomara la decisión de cerrar el Instituto, Educación estaba barajando la posibilidad de hacer una gran inversión en el mismo. «Queríamos cerrar el edificio de Bachiller, que está en un estado decadente, y unificar todo el Instituto en un solo lugar, reformando las instalaciones por dentro y por fuera», afirma el director del centro, que asegura que la inversión sería de unos 1.800.000 euros. «Estábamos muy ilusionados pensando en ese nuevo proyecto», reconoce Comas.

Sin embargo, la notable bajada de las matriculaciones provocó que el Departamento se planteara la viabilidad del proyecto. «Ya en julio me comunicaron que tenían dudas sobre la inversión, teniendo en cuenta las pocas matriculaciones que habíamos recibido. Entonces solo teníamos 3 alumnos nuevos apuntados para comenzar la ESO». Ante esa situación, el pasado 24 de octubre el centro envió una carta a Educación con una clara pregunta. «¿Apuestan por mantener una ESO y Bachiller públicas en el barrio de Bidebieta?». La respuesta no ha tardado en llegar, y es que a partir del curso 2019/2020 el instituto dejará de funcionar.

«Hemos pasado de un proyecto para renovar el centro a que este cierre dentro de dos cursos»

«Estamos muy frustrados y disgustados», reconocía ayer el director del centro. «He ido clase por clase comunicándoselo a los alumnos y algunos se han echado a llorar». Educación ha garantizado la recolocación de todos los alumnos y de todos los profesores con contrato fijo. «Ahora toca tranquilizarles y prepararles lo mejor posible para que vayan con una buena base al centro que elijan», señala el director.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos