400 alumnos atascados por culpa de la nieve

Los alumnos del colegio Juan Antonio Mogel de Eibar salen de clase camino de los autobuses después de que abrieran de nuevo la salida. / MORQUECHO
Los alumnos del colegio Juan Antonio Mogel de Eibar salen de clase camino de los autobuses después de que abrieran de nuevo la salida. / MORQUECHO

El vial de acceso a un colegio de Eibar quedó bloqueado tras caer dos árboles y los alumnos tuvieron que ir a pie. En los valles del interior del territorio la nieve no llegó a grandes espesores pero trastocó la rutina diaria de quienes iban a trabajar o a la escuela

DV SAN SEBASTIÁN.

Cada vez que cae una nevada, el manto blanco deja estampas de postal pero a la vez trastoca la rutina diaria, como ocurrió ayer en Gipuzkoa. Llegar tarde ayer al trabajo o al colegio, por las complicaciones del tráfico, tuvo excusa perfecta. Si algunos mayores se desesperaron al volante, los más pequeños se lo pasaron en grande. Los trineos y las guerras de bolas de nieve sustituyeron al patio de recreo en Eibar, Zumarraga, Aretxabaleta y en pueblos de Tolosaldea.

Eibar. La nieve provocó que las clases se alargasen en Iturburu, el centro de Primaria de la ikastola Juan Antonio Mogel en Eibar. El edificio se encuentra en el valle de Arrate y las nevadas que cayeron desde primera hora de la mañana provocaron la caída de dos árboles que bloquearon el acceso, informa Félix Morquecho. Fue necesaria la asistencia de bomberos que se encargaron de cortar los troncos para posibilitar el paso. Los autobuses de servicio escolar no pudieron llegar en sus horarios habituales, lo que dejó a más de 400 escolares bloqueados en Iturburu. «Hemos alargado el tiempo de calefacción y siguen en clase, unos viendo vídeos, otros jugando...», señalaban responsables del centro. «Hemos estado celebrando el Día del Euskera, y ahora estamos esperando a poder salir».

A la caída de árboles hubo que sumar la cantidad de nieve que formó una gruesa capa en la carretera. Eso hizo necesario el paso de las máquinas quitanieves, tras lo cual los alumnos comenzaron a salir a pie por grupos hasta el cruce de la pista de acceso a la ikastola con la carretera de Arrate. El trayecto no estuvo exento de sustos ya que uno de los grupos se encontró con el crujido de un árbol que dejó caer una gran carga de nieve y ramas, sin que hubiera que lamentar heridos. No obstante, los escolares vivieron la situación como una aventura, lejos de la preocupación de familias y profesorado.

Tres autobuses se turnaron para bajar a los escolares en tres tandas y los últimos dejaron la escuela en torno a las 18.15 horas, dos horas después de lo habitual.

Zumarraga. La nieve comenzó a caer sobre las ocho de la mañana y lo hizo sin cesar durante buena parte de la jornada. El manto blanco que cubrió el municipio llegó a alcanzar los 15-20 centímetros de espesor, informa Marisol Fernández. Para los más pequeños la nieve fue motivo de alegría, ya que pudieron disfrutar de ella al salir del colegio. No pensaban lo mismo los conductores, eso que tan solo se registraron pequeños atascos. De limpiar las principales vías de comunicación se encargaron la brigada municipal y el servicio de limpieza que emplearon en tal menester cinco vehículos quitanieves y alrededor de doce toneladas de sal.

Valle de Léniz. La nieve comenzó a caer en Aretxabaleta, Eskoriatza y Leintz Gatzaga a primeras horas de la mañana, informa Joxebi Ramos. A pesar de la intensa nevada, a primera hora de la tarde las carreteras principales, como la Gi-627, el puerto de Arlabán y la carretera hacia Leintz Gatzaga permanecían abiertas. Los centros escolares impartieron clases con normalidad. Las empresas tampoco tuvieron grandes problemas para continuar con su producción. Donde sí se produjeron complicaciones fueron en las carreteras de las anteiglesias de Aretxabaleta y Eskoriatza, donde la nieve acabó cuajando. Donde más nieve se acumuló, al ser el municipio más alto del valle de Léniz, fue en Leintz Gatzaga. Los primeros copos comenzaron a caer sobre las 8.00 horas y no dejó de nevar durante toda la mañana. Por la tarde aún continuó cayendo nieve en el valle con intensidad.

Tolosaldea. El paisaje montañoso de Tolosaldea amaneció totalmente nevado ayer por la mañana. Las temperaturas descendieron considerablemente el jueves por la tarde, y desde primera hora de la mañana nevó intensamente tanto en Tolosa como en Ibarra hasta bien entrada la mañana, algo no tan frecuente en los últimos años, ya que la nieve llevaba tiempo sin cuajar en el municipio, informa Elene Arandia.

La nieve cogió por sorpresa a los vecinos, ya que en los últimos años las nevadas se habían retrasado al mes de febrero, y por tanto, fueron muchas las personas que se acercaron al barrio de Izaskun, cercano al monte Uzturre, para fotografiar y disfrutar del paisaje. A medida que fueron pasando las horas siguió nevando parcialmente, también de forma intensa, pero no surgieron complicaciones. En la zona montañosa, el espesor de la nieve durante la mañana se mantuvo en torno a los 5-10 centímetros. Las temperaturas continuaron descendiendo, pero la situación se mantuvo tranquila en las carreteras de la comarca.

Urola Kosta. La nieve hizo también presencia en Azpeitia como en el resto de localidades de Urola Kosta, informa Eli Aizpuru. Si bien las calles de Azpeitia recibieron la presencia de copiosas precipitaciones durante varias horas, no llegó a cuajar, por lo que no se produjeron incidentes. Eso sí, el manto blanco dejó bonitas estampas y fueron muchos lo que salieron por la tarde a dar una vuelta y disfrutar del extraordinario paisaje, sobre todo para los que no tienen que conducir, ya que muchos se despertaron con el acceso a los caseríos cerrados. Para este tipo de casos, el Ayuntamiento azpeitiarra puso en marcha ayer mismo el protocolo para solucionar los problemas que pudieran originarse.

Oarsoaldea. Las zonas de Artikutza y Bianditz fueron lugar de peregrinación para los amantes de la nieve ayer por la tarde. Por sorpresa les pilló el manto blanco a los alicantinos Jose Ramón y Mari Jose que están pasando unos días en el albergue Uba de Donostia y no dudaron en calzarse las botas y subir hasta Bianditz. Una excursión que no tenían programada en su viaje pero que seguro que no olvidarán.

Baztan-Bidasoa. El temporal de nieve se dejó notar tan solo ayer por la mañana en las localidades a mayor altitud de Baztan-Bidasoa, informa Alicia del Castillo. No nevó mucho, pero la nieve cuajó en localidades como Beintza-Labien, Saldias o Ezkurra, en Malerreka y también en Ziga y otras del Valle de Baztan. El único problema en las carreteras fue a causa de árboles caídos en la N-121-B, que obligaron a cortar la vía entre Arraioz y Oronoz-Mugairi.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos