Altza, el único ramal suelto de una línea continua

A. C. SAN SEBASTIÁN.

La estación de Altza, una de las últimas en inaugurarse también a varios metros bajo el suelo de uno de los barrios más populosos de la ciudad, se quedará de momento como el único ramal suelto de una línea ferroviaria -la principal de Euskotren en Gipuzkoa- que con la variante de Donostia logra dar continuidad a sus trenes desde Hendaia hasta Lasarte-Oria, y enlazar también con la línea que llega hasta Bilbao.

En los planes futuros de Euskotren está enlazar también este ramal, en fondo de saco, de Altza con Gaintzurizketa y permitir una doble vía que agilice aún más las frecuencias. Es decir, que ofrezca «un servicio de metro» en todo el área metropolitana de San Sebastián. Pero ese proyecto está aún demasiado verde como para pensar en su materialización a corto plazo. Y por eso, el nuevo dibujo de la línea del Topo Hendaia-Lasarte-Oria elaborado por Eusko Trenbide Sareak con las tres nuevas paradas en Donostia, recoge con claridad que la conexión directa con Altza solo será posible desde Lasarte-Oria, y no desde Hendaia, cuyos viajeros deberían cambiar de tren en Herrera para acceder a dicho barrio.

Esa limitación afectará también a la posibilidad de «metrizar» esta estación, que ahora cuenta con frecuencias máximas de 15 minutos de conexión con Amara, ya que los trenes tienen la obligación de ir y volver siempre a través de Herrera.

Euskotren, además, pretende 'extender' la continuidad de su línea ferroviaria también al otro lado de la muga. El Gobierno Vasco está «avanzando» para conectar mejor la nueva estación del Topo que proyecta en Hendaia con la red de trenes francesa, con su estación en la localidad fronteriza y con los viajeros que van o vienen, por ejemplo, desde Burdeos o desde París, desde el pasado mes, a menos de cinco horas de Gipuzkoa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos