Inundaciones puntuales del río Urumea

El Urumea se ha desbordado a la altura de Hernani y ha inundado el campo de rugby. / J. PEÑALBA

Los caudales del Urumea en Ereñozu, el río Oria en Lasarte-Oria, Ibai Eder en Matxinbenta y Zelai en Belauntza se mantienen en nivel amarillo

J. PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

Las miradas están puestas en los ríos. El caudal de las aguas en las cuencas guipuzcoanas no ha dejado de crecer en las últimas horas y en algunos tramos han alcanzado el nivel amarillo. Si el régimen de precipitaciones continúa con la misma intensidad, la amenaza de desbordamiento pasará a convertirse en un problema real. Ayer por la noche se declaró la alerta del Plan Especial de Emergencias por riesgo de inundaciones en Gipuzkoa. Los pronósticos en este sentido son favorables. Hoy se esperan acumulaciones importantes, por lo que se mantiene activado el aviso amarillo hasta el mediodía. Esta mañana cuatro ríos permanecen en nivel amarillo: el Ibai Eder, el Zelai en Belauntza, el Oria a la altura de Lasarte-Oria y el Urumea a su paso por Ereñozu. De hecho, este último se ha desbordado a la altura de Hernani, inundando el campo de rugby y un acceso al barrio de la Florida. En Astigarraga también se han producido inundaciones puntuales en locales.

Ayer las acumulaciones fueron importantes en algunos puntos. Euskalmet registró 55 litros en Berastegi desde la tarde de domingo hasta las diez de la mañana de ayer. En Igeldo habían caído 40 litros entre el domingo y las siete de la tarde da ayer. En Hondarribia, la precipitación fue similar, ya que se midieron 39,6 litros en la misma franja horaria.

82 días de lluvia

De los 111 días transcurridos desde el 1 de noviembre hasta ayer, ha llovido nada menos que en 82 días y solo en 29 no lo ha hecho. En febrero ha llovido todo los días menos uno.

Con estas cifras y la lluvia acumulada en los últimos meses, los ríos empiezan a decir basta. La presa del Añarbe se vio en la necesidad de llevar a cabo diversas maniobras. Fuentes de la mancomunidad que gestiona esta infraestructura indicaron que a las 10.30 horas de ayer el desembalse de 23 metros cúbicos por segundo se redujo a 10, si bien a las 14.00 horas se cerró completamente la presa para que no hubiera más aporte al río. «Y así continuará en las próximas horas», señalaron dichas fuentes.

La presa está al 91,6% de su capacidad y dispone de un amplio resguardo, incluyendo el que se gana con el cierre de las compuertas, de casi 7 millones de metros cúbicos.

Las precipitaciones de ayer a las 15.30 horas ascendían ya a 49 litros por metro cuadrado y eso que todavía faltaban por llegar las horas de mayor lluvia según las previsiones.

En lo que va de febrero ya se han registrado 310 litros en la presa, lo que encadena ya cuatro meses consecutivos con precipitaciones superiores a 300 litros: (noviembre, 315; diciembre, 308; enero, 346 y febrero, hasta el momento: 310). En consecuencia, la presa totaliza 1.279 litros, un 50% superior a la media.

Nuevo desprendimiento

Pero no solo el Añarbe está acumulando mucha agua. La situación es similar en los dos principales observatorios de la red de Aemet en Gipuzkoa. Según datos facilitados por Margarita Martín, delegada de dicha agencia en Euskadi, el centro meteorológico de Igeldo totalizaba desde noviembre 1.004 litros, mientras en el del aeropuerto de Hondarribia han caído 973 litros. Es decir, ambos observatorios llevan ya recogidos dos tercios de la precipitación que por término medio cae a lo largo de todo un año, que en el caso de Igeldo es de 1.560 litros.

Las intensas lluvias provocaron ayer tarde otro desprendimiento en Pasaia que obligó a cerrar la GI-3440, la carretera que comunica el distrito de Donibane con Hondarribia, informa Elena Viñas. La tierra cayó entre los kilómetros uno y cuatro y ocupó los dos carriles impidiendo el paso. Al cierre de esta edición, la carretera continuaba cerrada.

El río Oria a su paso por Lasarte, y debajo el Leizaran por Andoain. / Lusa / Unanue

Sorprende la insistencia con la que ha llovido. De los 111 días transcurridos desde el 1 de noviembre hasta ayer, ha precipitado nada menos que en 82 jornadas. Destacan los datos relativos a diciembre, con 8 días sin llover, mientras que en enero no precipitó en 7. En los 20 días de febrero, solo ha habido uno sin lluvia.

Y seguirá lloviendo. «Hoy, una masa de aire húmeda y fría llegará a la costa vasca procedente del Mar del Norte y dejará lluvias persistentes en Bizkaia y Gipuzkoa y norte de Álava, aunque irá debilitándose», afirma la meteoróloga. Mañana, llegará por la tarde, impulsada por el viento del noreste, «una masa de aire más seca pero mucho más fría. Las precipitaciones se reducirán y serán de nieve al final de la jornada por encima de los 500 metros. La temperatura descenderá y la mínima se dará al final del día, con heladas generalizadas en el interior», indica Martín.

Pronóstico

Hoy
Una masa de aire húmedo y frío llegará a la costa vasca procedente del Mar del Norte, y dejará lluvias persistentes en Bizkaia y Gipuzkoa.
Mañana
Llega por la tarde una masa de aire más seco que el actual, pero mucho más frío.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos